Saltar al contenido

Se encuentra un león marino perdido en el país de Escobar

El animal rescatado durante una operación dirigida por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, será trasladado a San Clemente del Tuyú para ser liberado pronto al mar. Este es el tercer ejemplar detectado en pocos días, además del encontrado en Gualeguaychú y otro en las cercanías del Riachuelo.

Se encuentra un león marino perdido en el país de Escobar

Se encuentra un león marino perdido en el país de Escobar

Un león marino que había aparecido en el barrio privado de CUBE a orillas del río Luján en el barrio de Escobar de Buenos Aires fue rescatado el martes durante una operación dirigida por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible. El espécimen fue tomado por agentes del Ministerio que están llevando a Juan Cabandié a San Clemente del Tuyú para liberarlo pronto en el mar junto con el lobo marino encontrado la semana pasada en Gualeguaychú, que ha permanecido al cuidado de la Fundación Mundo Marino desde su rescate, según un comunicado.

La Dirección General de Protección Civil de Escobar y la Fundación Temaikén, que realizó los controles veterinarios, participaron en la operación. Con la aparición del animal en Escobar, además de los encontrados en Gualeguaychú y otro descubierto en los últimos días cerca del Riachuelo, el Ministerio de Medio Ambiente registró la presencia de lobos marinos que habían desaparecido de su hábitat.

En Gualeguaychú, el animal fue avistado en un camino y llevado a la Reserva Provincial de Las Piedras en esa ciudad, donde llegaron inspectores de la Secretaría de Control y Vigilancia Ambiental del Ministerio del Ambiente y lo llevaron a la ciudad de San Clemente del Tuyú en Buenos Aires. «Una de las razones que explican este fenómeno es la baja temperatura de las aguas marinas, que las impulsa a nadar a través de áreas más grandes en busca de alimentos», dijeron. Por último, añadieron que «otras posibles causas de la retirada de estos mamíferos de sus rutas de referencia habituales son las tormentas, las inundaciones o las lluvias excepcionales de los cursos de agua».