Saltar al contenido

Un nuevo beneficio para 3 millones de personas que cobran el IFE: ¿Qué es el «Ingreso Base»?

El Gobierno está preparando una suma de dinero para las personas consideradas en situación de gran vulnerabilidad, de un total de 9 millones que reciben el ingreso familiar de emergencia.

Un nuevo beneficio para 3 millones de personas que cobran el IFE: ¿Qué es el

Un nuevo beneficio para 3 millones de personas que cobran el IFE: ¿Qué es el "Ingreso Base"?

Veinte provincias comenzarán a formular una política «pospandémica» centrada en un «ingreso básico» para los sectores más empobrecidos y en el plan de impulsar las obras de desarrollo de «infraestructura básica» en unas 4.000 villas y barrios populares del país.

Esto fue analizado durante una nueva sesión del Consejo Federal de Desarrollo Social (Cofedeso), que fue virtualmente presidida por el Ministro Daniel Arroyo y a la que asistió su homólogo del Chaco, Entre Ríos, Misiones, Jujuy, Chubut, Neuquén, Santa Cruz, Salta, Tierra del Fuego, Santiago del Estero, Córdoba, Corrientes, Formosa, Tucumán, La Pampa, Río Negro, La Rioja, San Luis, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires.

El gobierno está preparando este «ingreso básico» para unos 3 millones de personas que están en «situación de alta vulnerabilidad», del total de 9 millones que reciben el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

«Es una forma de garantizar los derechos y de fomentar el consumo para reactivar la producción y la economía», dijo Télam Arroyo, quien señaló que todavía se está estudiando si este nuevo ingreso (cuyo nombre no está definido y que existirá junto con la prestación familiar general) se aplicará por persona o por familia.

El gobierno trabaja en un plan para Argentina, que resume como una «salida» de la pandemia del coronavirus, en un contexto en el que, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el impacto del virus en el empleo será «devastador» y mucho más allá de lo que ocurrió durante la crisis financiera mundial de 2008-2009, que será «la situación más grave desde la Segunda Guerra Mundial» en 1945.

El Coronavirus «hará desaparecer el 6,7% de las horas de trabajo en el mundo sólo entre abril y junio, lo que equivale a la pérdida de 195 millones de empleos a tiempo completo», dice el informe de la OIT.

A nivel local, declararon los portavoces del desarrollo social, el aislamiento impuesto por Covid-19 no sólo afectó a los sectores que sufrían de pobreza estructural, sino que también hizo desaparecer la «economía cotidiana» de los que vivían bajo una organización modesta que se fue construyendo semana tras semana pero que era capaz de mantenerse a sí misma.

El sábado pasado, el presidente Alberto Fernández declaró su acuerdo con la concesión de una renta universal para aliviar la situación de los «9 millones de argentinos que están fuera del sistema».

«Hay que hacer algo», el Presidente se pronunció a favor de los argentinos que están «al margen» de la economía formal, y en cuanto al pago de este ingreso básico dijo: «Es una alternativa que al menos debe ser examinada».

Palabra del ministro

Arroyo, por su parte, insistió en que la política social «más importante» era combinar los planes sociales con el trabajo para «impulsar la economía desde abajo».

«Además de la ayuda alimentaria, las políticas sociales para superar esta crisis tienen tres ejes: la promoción del empleo, la obtención de un ingreso básico (el post-IFE) y la garantía del acceso a los servicios básicos en las 4.000 aldeas, barrios y asentamientos de la Argentina. Necesitamos a Cofedeso para articular estos ejes», dijo Arroyo.

El IFE, que ya ha recibido dos entregas y se está considerando una tercera, es un bono de 10.000 pesos, en contraste con la nueva «renta básica», que tendrá continuidad en el tiempo hasta que la economía recupere sus signos vitales después del coronavirus, según los allegados del Ministro.

¿Dónde comenzó el programa?

En el macroorganigrama, La Rioja, Tucumán, Catamarca, Entre Ríos, Santa Fe y San Juan son los distritos en los que ya se ha iniciado el programa federal Potenciar Trabajo, a través del cual el gobierno creará 300.000 puestos de trabajo de alta intensidad de mano de obra en desarrollos municipales y unidades productivas de la economía social.

Potenciar Trabajo, una amalgama de los programas «Hacemos Futuro» y «Salario Social Complementario», se espera que llegue a unos 580.000 trabajadores, pero en una primera fase habrá unas 300.000 personas «oportunidades» que recibirán subsidios en la actualidad y que, si se unen para formar fábricas o unidades de producción y trabajan más de 4 horas al día, podrán recibir el equivalente a un salario mínimo vital y móvil.

«Este es un cambio importante en tres niveles: Combinando planes sociales, creando empleos al mejorar los ingresos de 300.000 personas y apoyando proyectos productivos», declaró Arroyo durante la reunión de Cofedeso.

Las ministras María Pía Chiachio Cavana (Chaco); Marisa Paira (Entre Ríos); Natalia Sarapura (Jujuy); Benilda Dammer (Misiones); Cecilia Torres Otarola (Chubut); Participaron Adriana Figueroa (Neuquén); Bárbara Weinzettel (Santa Cruz); Gabriela Pedrali (La Rioja); Verónica Figueroa (Salta) y Verónica González (Tierra del Fuego).

También estuvieron presentes Ángel Niccolai (Santiago del Estero); Juan Carlos Massei (Córdoba); Adán Gaya (Corrientes); Aníbal Gómez (Formosa); Diego Álvarez (La Pampa); Juan Deco (Río Negro); Federico Berardo (San Luis) y Gabriel Yedlin (Tucumán); Danilo Capitani (Santa Fe) y Gabriel Moraida por la ciudad de Buenos Aires.