Saltar al contenido

Una «luna azul», el brillante Marte, y los visibles Júpiter y Saturno iluminaron la noche de Halloween

La noche de brujas coincidió con una serie de inusuales fenómenos astronómicos, todos los cuales pueden ser vistos a simple vista desde la Tierra. Miren las imágenes más espectaculares del cielo en la fecha en que el terror se apodera de los más jóvenes.

Una

Una "luna azul", el brillante Marte, y los visibles Júpiter y Saturno iluminaron la noche de Halloween

La noche de Halloween fue algo especial. No sólo por la pandemia que impidió a los niños salir disfrazados en busca de dulces, sino también por la coincidencia de inusuales fenómenos astronómicos que ocurrieron simultáneamente: una luna azul, un brillante Marte y los espectaculares gigantes Júpiter y Saturno, todos a la vista del hombre.

Aunque su nombre puede causar confusión, la luna azul no es azul. Más bien, este término se utiliza para describir dos lunas llenas en un solo mes. Un ciclo lunar es el período de tiempo en el que tienen lugar todas las fases de la luna y se repite aproximadamente cada 29,5 días. Pero de vez en cuando, en los meses con menos de 41 días, se produce el fenómeno de la existencia de 2 lunas llenas en un mes, o 2 lunas nuevas, llamadas luna negra.

¿Por qué azul?

Según la NASA, la segunda luna llena que aparece en un mes se llama ahora «luna azul». Este fenómeno ocurre aproximadamente cada dos años y medio. La definición fue creada en la década de 1940. En 1946 la revista Sky & Telescope publicó un artículo con el título «Una vez por luna azul». El autor James Hugh Pruett (1886-1955) citó el Almanaque de Maine de 1937 y dijo: «La segunda (luna llena) de un mes, según mi interpretación, se llama luna azul.

Planetas que brillan en el cielo

Conocido como la planta roja por su color rojizo-naranja, que recuerda el color de la sangre, Marte está ahora más cerca de la Tierra de lo que ha estado en los últimos cuatro años, es decir, a unos 62 millones de kilómetros.

Otro fenómeno que llamó la atención por la noche fueron Júpiter y Saturno. Alrededor de media hora después de la puesta del sol, ambos planetas estaban cerca de su punto más alto en el cielo. Esto ha sucedido desde el jueves pasado.

Júpiter, el planeta más grande de nuestro sistema solar, brillaba con una luz blanca plateada muy brillante, mientras que Saturno, que brillaba tranquilamente con un tono amarillento, era visible justo encima y a la izquierda de Júpiter.

Las mejores imágenes del cielo en la noche de Halloween