Saltar al contenido

La crisis de salud mental, el otro lado oscuro de la pandemia

La Organización Panamericana de la Salud insta a los gobiernos a que amplíen sus servicios para hacer frente a estos flagelos y a que den prioridad a la respuesta a este problema.

La crisis de salud mental, el otro lado oscuro de la pandemia

La crisis de salud mental, el otro lado oscuro de la pandemia

La pandemia de coronavirus está causando una crisis de salud mental en las Américas debido al estrés, el consumo de drogas y alcohol durante una cuarentena de seis meses y las medidas restrictivas, dijo hoy la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

«La pandemia de Covid 19 ha causado una crisis de salud mental en nuestra Región a una escala que nunca antes habíamos experimentado», dijo, y añadió: «Es urgente que apoyemos la salud mental, ya que se considera un factor clave en la respuesta a la epidemia».

Etienne hizo un llamado a los gobiernos para fortalecer los servicios de salud mental y hacer del problema una prioridad en sus esfuerzos para enfrentar la emergencia.

Muchas personas están bajo un enorme estrés porque temen la infección y el desarrollo de síntomas graves de la enfermedad, mientras que los médicos y el personal médico de los hospitales trabajan en turnos largos e incluso arriesgan sus vidas, dijo en una conferencia de prensa virtual desde la sede de la OPS en Washington.

También hay que prestar atención al aumento de los casos de violencia doméstica, dijo Etienne. «Las medidas para permanecer en el hogar, además de las repercusiones sociales y económicas del virus, aumentan los riesgos de violencia doméstica: el hogar no es un lugar seguro para muchos», dijo.

Las llamadas a las líneas telefónicas de ayuda para la violencia doméstica aumentaron en Argentina, Colombia y México, pero el verdadero alcance de la situación podría ser subestimado ya que las víctimas permanecen atrapadas en sus hogares y los servicios de apoyo se ven interrumpidos, dijo Etienne.

El director de la sección regional de la Organización Mundial de la Salud también informó de que el número de casos de coronavirus en América como resultado de la pandemia alcanzó casi 11,5 millones y se notificaron más de 400.000 muertes.

América reporta oficialmente el 64% de las muertes en todo el mundo, aunque sólo el 13% de la población mundial vive allí. En la actualidad, el enfoque global de COVID-19 está en los Estados Unidos y Brasil.