Saltar al contenido

La integración de América Latina será clave en la realidad global post-coronavirus

Las medidas para salir de la crisis de la pandemia fueron el tema central de la conferencia organizada por el CEERI, en la que participaron administradores, académicos y funcionarios de 17 países.

La integración de América Latina será clave en la realidad global post-coronavirus

La integración de América Latina será clave en la realidad global post-coronavirus

El Centro de Estudios Estratégicos en Relaciones Internacionales (CEERI) desarrolló esta semana en línea la IV. Los desafíos de la nueva realidad mundial», que reunió a 80 especialistas de 17 países, investigadores, académicos, administradores de organizaciones internacionales, funcionarios, ex funcionarios y jóvenes de todo el mundo para repensar el mundo en el contexto de la pandemia de Covid 19.

El fundador de la CEERI, Mariano Mussa, destacó que la reunión proporcionaba «a los gobiernos, las empresas y los responsables de la adopción de decisiones instrumentos para hacer frente a la pandemia en un futuro próximo y analizar la mejor manera de avanzar» y pidió que «se elaboraran consensos y políticas comunes en un concierto internacional».

Mariano Luna, Presidente del CEERI, dijo: «Siempre alentamos este tipo de actividad y tratamos de desarrollar propuestas que contribuyan a la sociedad, al pensamiento y al desarrollo de los jóvenes y la sociedad».

Agenda completa de oradores

La sesión comenzó el miércoles pasado y uno de los oradores fue Marco Enríquez-Ominami, ex candidato presidencial chileno, quien durante el panel «Los desafíos de América Latina en un mundo en transición» destacó que de los 10 países más afectados por la pandemia en los sectores de la salud y la economía, «6 son de América Latina»; y dijo que «hoy la integración es una necesidad urgente».

«Nos enfrentamos a la mayor crisis económica que esta región ha experimentado nunca. La demanda caerá un 23% en la región, debemos tratar de mantener el consumo y subvencionar la demanda», dijo durante su presentación, señalando como desafío «que ante este nuevo mundo desconocido que se avecina, deben existir estados fuertes, pero no autoritarios; se necesita un liderazgo fuerte, unidad y progreso común».

Ernesto Samper, ex presidente de Colombia, dijo que la pandemia del Covid 19 «nos ha permitido ver hasta dónde pueden llegar los proyectos fascistas de derecha en América Latina que podrían poner en serio peligro la realidad democrática». Celso Amorin, ex canciller brasileño, también consideró crucial que los objetivos de América Latina «sean preservar el Mercosur, revitalizar la UNASUR y fortalecer la CELAC», señalando que Brasil «necesita la integración de América Latina y Sudamérica para avanzar» y que «puede liderar la reconstrucción del multilateralismo en América Latina».

Autoridades Locales

Federico Achával, Alcalde de Pilar, considera en el panel «El Protagonismo de las Autoridades Locales» el papel de la Universidad Nacional de Pilar, que permitirá «la articulación entre las empresas de nuestros parques industriales y las escuelas locales»; mientras que Felipe Harman, Alcalde de Villavicencio, explica que las demandas nacionales son «las mismas que las demandas locales, los vecinos no distinguen entre estas dos áreas, quieren soluciones».

Néstor Núñez, intendente de Cuauhtémoc, destacó la importancia de estar cerca de los ciudadanos. «La descentralización de los recursos es un desafío que debemos impulsar. El centralismo no ha dejado buenas cuentas. Los gobiernos de los intendentes son los que mejor pueden entender los problemas que demandan sus vecinos», dijo.

Christian Asinelli, Subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la República Argentina, dijo en el panel de discusión sobre «Integración comercial y desarrollo económico en América Latina y el Caribe» que la pandemia «ha demostrado que no es posible tomar dos años para implementar un proyecto» y pidió avanzar en un paquete de respuesta «para ser implementado en el período posterior a la ocupación» en el que los gobiernos de la región «deben actuar de manera muy consolidada».

El Centro de Estudios Estratégicos en Relaciones Internacionales es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, independiente y pluralista, fundada en 2002 por jóvenes profesionales con el objetivo de trabajar por un mundo más integrado, justo y desarrollado. La expansión del CEERI a lo largo de sus 18 años ha creado fuertes vínculos a nivel internacional, donde busca aportar ideas e iniciativas que contribuyan a la comprensión de las realidades nacionales e internacionales.