Saltar al contenido

Venezuela: Maduro perdona a 110 miembros de la oposición, pero teme que sea una estrategia electoral

Para Juan Guaidó, el indulto debería haber incluido a los militares y la policía y advirtió que todavía hay cientos de prisioneros políticos

Venezuela: Maduro perdona a 110 miembros de la oposición, pero teme que sea una estrategia electoral

Venezuela: Maduro perdona a 110 miembros de la oposición, pero teme que sea una estrategia electoral

Pocos meses antes de las elecciones parlamentarias y con el objetivo de «promover la reconciliación nacional», Nicolás Maduro indultó a 110 miembros de la oposición (entre ellos 20 diputados acusados de conspiración contra el gobierno), la mayoría de ellos con procesos penales en curso, incluso en prisión o en el exilio.

El Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó -reconocido por unos 50 países como el legítimo Presidente de Venezuela- dio la bienvenida a las personas liberadas, pero destacó que «todavía hay cientos de presos políticos» y subrayó que ni la policía ni los militares se habían beneficiado de la medida. Según las organizaciones de derechos humanos, hay unos 400 presos políticos (entre civiles y militares) en Venezuela.

Debido al aumento de los virus corona, una «cuarentena radical»

«Todos deseamos que esto realmente pague por la reconciliación, pero esto sólo se hace en relación con NA [Asamblea Nacional], la nominación constitucional del CNE [Consejo Nacional Electoral], el regreso de los partidos y la independencia de los poderes», tuiteó Guaidó, confirmando la posición de la oposición, que ya había anunciado que no se presentaría en las próximas elecciones por falta de garantías.

Entre los 110 beneficiarios se encuentran Freddy Guevara, Freddy Superlano, Gilber Caro, Roberto Marrero y Renzo Prieto (todos ellos miembros del Voluntad Popular, partido de Guaidó); Tomás Guanipa y Miguel Pizarro (Primero Justicia); Simón Calzadilla (Movimiento por Venezuela) y Henry Ramos Allup (Acción Democrática).

El Fiscal General, Tarek Saab, dijo a la agencia Reuters que el indulto presidencial tiene por objeto «estimular el debate político» y «fortalecer el derecho al voto», aunque advirtió que si el indultado «en un acto terrorista, violento o de tipo golpista, los beneficios obviamente cesarán». Saab también dijo que no descartaba más indultos, pero no mencionó el guaidó.

Venezuela: Diosdado Cabello, el ‘número 2’ del gobierno, confirmó que…

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, acogió con beneplácito el indulto, diciendo que era «un paso significativo en los esfuerzos para abrir el espacio democrático y mejorar la situación de los derechos humanos en el país».

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, describió el indulto como «una buena noticia» y como «una condición sine qua non para seguir avanzando en la organización de elecciones libres, inclusivas y transparentes». Sin embargo, la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo advirtió que esto «podría ser una maniobra estratégica para dividir a la oposición».

De acuerdo con su posición de línea dura sobre Venezuela, el Departamento de Estado de los Estados Unidos declaró que «la restauración de los derechos constitucionales que han sido ilegalmente privados no debe ser bienvenida (…) Todos estos prisioneros deben ser liberados inmediata e incondicionalmente».

Por otro lado, el Departamento de Estado también recordó que han pasado 1000 días desde el arresto de seis ejecutivos de la compañía petrolera estadounidense Citgo: «Mientras que dos de ellos han sido puestos bajo arresto domiciliario y se ha iniciado un juicio, ambos acontecimientos positivos, los otros cuatro permanecen en las cada vez más peligrosas prisiones de Venezuela, donde el Covid-19 sigue extendiéndose y amenazando sus vidas», declaró la declaración, añadiendo: «Es hora de que Maduro deje la política a un lado y permita la reunificación de estas familias Las fuerzas de seguridad

toman la sede del partido de oposición Acción Democrática

horas después del indulto de Maduro, las fuerzas de seguridad venezolanas (Policía de la Ciudad de Valencia, Estado Carabobo y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, El Gobierno acusado de ser una organización criminal y criminológica, se hizo cargo de la sede del partido de oposición Acción Democrática, tras una decisión del Tribunal Supremo que desestimó la dirección de la organización para poner a Berbabé Gutiérrez (considerado un partidario del gobierno) a la cabeza de la organización y sustituir a Henry Ramos Allup, uno de los recientemente indultados.

Gutiérrez decidió cambiar el líder de Carabobo y nombrar a Winston González, quien se proclamó como el único representante válido del partido en esta área. Ramos Allup escribió en Twitter: «Las legítimas autoridades del partido están siendo desalojadas a la fuerza y amenazadas con ser arrestadas. Guaidó también condenó los hechos, diciendo que el gobierno de Maduro estaba tratando de «romper los partidos de la unidad con el secuestro armado de su sede».

Comparte esto: