Saltar al contenido

Alberto despidió a Evo Morales en La Quiaca: «No queremos países para algunos, sino países para todos

Después de 11 meses en Argentina, el ex presidente boliviano regresó a su país un día después de que Luis Arce asumiera el cargo.

Alberto despidió a Evo Morales en La Quiaca:

Alberto despidió a Evo Morales en La Quiaca: "No queremos países para algunos, sino países para todos

Organizaciones sociales, líderes políticos y miembros de la comunidad boliviana en Jujuy llegaron a la ciudad fronteriza de La Quiaca para celebrar la salida del presidente Alberto Fernández del ex jefe de Estado boliviano Evo Morales. Regresaron al país, un momento que llamaron «histórico» para la región de América Latina.

Después de las 11:00 a.m., el líder boliviano regresó a su país después de ser recibido por Fernández con un abrazo. Ambos presidentes presidieron una poderosa ceremonia en el Puente Internacional Horacio Guzmán, que une los pueblos fronterizos de La Quiaca y Villazón.

Desde allí, el jefe de Estado argentino dijo: «Nuestro objetivo es lograr que nuestro querido camarada y hermano Evo Morales regrese a su patria, de la cual nunca debió salir y nunca debió ser maltratado como lo fue». Habiendo dicho esto de antemano, dijo: «El pueblo no se equivoca y ha vuelto a través de las urnas para justificar el proyecto que Evo representa».

Más tarde, Fernández dijo: «Somos parte de una gran patria que quiere crecer, quiere justicia y quiere el desarrollo no para algunos sino para todos. Una patria que quiere abrazar a todos, y que cada latinoamericano es parte de este maravilloso continente». También subrayó: «No queremos países para algunos, sino países para todos, donde todos puedan crecer y desarrollarse».

«Para lograr este objetivo, hay un instrumento que no debemos olvidar nunca y que es el más importante que tenemos, que es la democracia, y es deber de cada uno de nosotros acudir en ayuda de los pueblos amenazados o directamente perjudicados por levantamientos como el que vivió Bolivia hace un año», subrayó el Presidente.

Durante el discurso, el ex jefe de Estado boliviano dijo estar «sorprendido por el apoyo del pueblo argentino» y destacó el apoyo que recibió del presidente argentino, al que llamó «hermano».

«Nunca olvidaremos que me salvaron la vida. Me sentí como en casa en Argentina, y una parte de mi vida permanece en el país después de estar aquí durante 11 meses», dijo Morales más tarde. Añadió: «Somos parte de una familia, venimos de un nivel muy bajo y entendemos los problemas políticos, económicos y sociales» de la región.

«Somos la Gran Patria, un pueblo que trabaja solidariamente pero también de manera contemporánea», dijo Morales, en alusión al ex presidente argentino Néstor Kirchner. Al final aseguró que «la lucha del pueblo continuará mientras el capitalismo y el imperialismo sigan existiendo».

Asunción de Arce

Fernández llegó a La Quiaca ayer por la tarde y fue recibido por el intendente del municipio, Blas Gallardo. Estuvo acompañado por los Ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Cultura, Felipe Solá; el Ministro del Interior, Eduardo de Pedro; Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los Secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; así como el Senador Jorge Taiana y el Diputado Eduardo Valdés.

El jefe de Estado viajó a Bolivia el sábado para asistir a la ceremonia de investidura de Luis Arce por el presidente, que realizó ayer en la Asamblea Legislativa Plurinacional en la ciudad de La Paz. Allí Fernández celebró audiencias y reuniones bilaterales con líderes de otras naciones.