Saltar al contenido

Alberto Fernández: «Sentimos que estamos más cerca de encontrar la solución al problema de la pandemia

Así lo manifestó el Jefe de Estado en el acto de inauguración de las obras de ampliación del departamento judicial de Avellaneda/Lanús, donde estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el ministro del interior, Eduardo de Pedro y el intendente local, Jorge Ferraresi.

Alberto Fernández:

Alberto Fernández: "Sentimos que estamos más cerca de encontrar la solución al problema de la pandemia

El presidente Alberto Fernández presidió la ceremonia de inauguración de las obras de ampliación del edificio en el que funciona la autoridad judicial de Avellaneda/Lanus, que tiene por objeto facilitar el acceso a la justicia de los habitantes del distrito, este martes al mediodía en el barrio de Avellaneda de Buenos Aires.

El Jefe de Estado estuvo acompañado por el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el Ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el Alcalde, Jorge Ferraresi. El Presidente de la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires, Daniel Fernando Soria, también asistió a la ceremonia.

El Presidente dijo hoy que «hoy es un día diferente porque sentimos que estamos más cerca de resolver el problema de la pandemia» y dijo que el gobierno nacional «no le pregunta a nadie qué ideología tiene la vacuna; sólo si salva vidas».

Lento debut del protocolo de género en las audiencias de Alberto

«Parece que algunas personas no sabían que la Guerra Fría había terminado. Nos están metiendo en una discusión que no nos interesa», dijo el presidente al inaugurar el edificio del Departamento de Justicia de Avellaneda/Lanus en los suburbios del sur.

dijo que con la posible llegada de una vacuna contra el coronavirus «el horizonte comienza a asomar y debemos ser optimistas». Y añadió: «Gracias a los que siguieron las recomendaciones, ahora tenemos más libertad para hacer lo que queramos.

Según él, la «normalidad» que conocía antes de la pandemia «no le gustaba», y dijo que una vez que llegue la vacuna y se supere esta situación, habrá «otra normalidad que nos incluya a todos».

«Una normalidad en la que todos pueden desarrollarse, en la que los argentinos tienen trabajo y en la que los empresarios invierten y ganan; una norma en la que se respeta el estado de derecho», subrayó el presidente en el acto celebrado en la fiesta de Avellaneda en Buenos Aires.

«Vamos a poner a Argentina patas arriba de una vez por todas», subrayó el Presidente.

Más tarde, habló del sistema judicial, diciendo que «es necesario que el sistema de justicia funcione», que es «rápido» y que hay jueces que están «técnicamente preparados y moralmente probados».

«Sigo esperando que la Cámara de Diputados se muestre condescendiente con la reforma que he propuesto», dijo Fernández, añadiendo: «Confundir a los espías con los jueces no fue una buena idea, y utilizar a los jueces para perseguir a los opositores no fue una buena idea.

Durante la actividad, como se informó oficialmente, también se firmó un acuerdo entre el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Avellaneda para llevar a cabo las obras financiadas por el fondo financiero para el desarrollo de la cuenca del río Platte.

El evento se llevó a cabo en el edificio municipal «Beatriz Mendoza», ubicado en Carlos Pellegrini 350 en la localidad de Piñeyro, a orillas del río Riachuelo.

Coronavirus: Sputnik V, la primera vacuna registrada oficialmente en…

El edificio lleva el nombre del vecino de Avellaneda que, hace años, durante la presidencia de Néstor Kirchner, inició uno de los procedimientos judiciales que condujeron a la creación de la autoridad de la cuenca del Matanza Riachuelo (Acumar) y la posterior decisión de iniciar la política concreta de intervención en la rehabilitación de la ribera del río.

El edificio, situado a orillas del Riachuelo, a pocos metros del Puente del Bosco, fue el emplazamiento de una fábrica de vidrio llamada Cristalería Papini a finales del siglo XIX, fundada por Rafael Papini, un ex-trabajador italiano del Rigolleau.

Durante décadas fue una gran fábrica que producía elementos de vidrio para el mercado de la época, pero tras su cierre permaneció abandonada durante décadas hasta que fue recapturada por el Estado en 2012 con la limpieza del Riachuelo y puesta bajo la administración del municipio de Avellaneda.

La propuesta de renovar este edificio histórico responde a la necesidad de contar con los locales necesarios para que el resto del poder judicial pueda trabajar también allí, a fin de dar a los habitantes un mejor acceso a la justicia a través de un proceso de descentralización y acercamiento, según las fuentes.

Kicillof: «Es absurdo criticar la vacuna rusa por su origen»

El proyecto de trabajo se llevó a cabo en dos sectores del edificio, que incluía una sala para el sistema hidráulico y los ascensores, la reconstrucción de los sectores para varios tribunales de ejecución y de aplicación de la ley y una sala para las audiencias orales, la restauración de la fachada y los pisos intermedios, la renovación de los lugares donde trabajarán los tribunales penales y otros trabajos.

El llamado Polo de Justicia de Avellaneda incluye también otro edificio en la Avenida Mitre 2.600, donde se han ampliado las instalaciones y se han mejorado los pisos segundo y tercero. Se ha mejorado el sistema de ascensores, se han conectado los dos edificios y se han ampliado todas las salas para lograr una funcionalidad óptima para los diversos tribunales y fiscalías que se van a alojar allí.

Esta labor había sido paralizada en 2016 por la anterior dirección y ahora se ha reactivado con el objetivo de prestar un mejor servicio judicial, señalaron las fuentes.

Comparte esto: