Saltar al contenido

Arce asumió en Bolivia sin mencionar a Evo y con un tono conciliador

De esta manera, la institucionalidad en el país del altiplano se recuperó después de una crisis que duró más de un año y el MAS volvió al poder. El presidente argentino se reunió con su homólogo boliviano, Felipe VI, Pablo Iglesias e Iván Duque.

Arce asumió en Bolivia sin mencionar a Evo y con un tono conciliador

Arce asumió en Bolivia sin mencionar a Evo y con un tono conciliador

Hoy Luis Arce Catacora asumió el cargo de Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, sucediendo a Jeanine Añez, quien había tomado el poder tras el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales. De esta manera, puso fin a la crisis institucional que se había iniciado cuando Morales buscó una nueva elección, aunque el referéndum celebrado con ese fin no le permitió hacerlo.

Arce trató de dar un tono conciliador en su discurso de apertura. Explicó que «una nueva etapa de nuestra historia está comenzando y queremos hacerlo con un gobierno que no sea discriminatorio para todos. Nuestro gobierno tratará de reconstruir nuestro país en unidad para que podamos vivir en paz.

También afirmó que gobernarán «con responsabilidad e inclusividad», «frente a los cambios, para que Bolivia pueda volver a la senda de la estabilidad en el menor tiempo posible». Derrotaremos la pandemia y triunfaremos sobre la crisis porque somos un pueblo luchador».

Durante el discurso de media hora, Arce evitó referirse a Evo Morales, su mentor político. De hecho, Arce fue Ministro de Economía durante 12 de los 14 años que Morales fue presidente.

El ex presidente cruzará la frontera entre La Quiaca y Villazón y regresará a su país mañana después de vivir como refugiado en Argentina durante casi un año.

Además de Alberto Fernández, participaron los jefes de estado de Colombia, Pedro Duque, de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de España, el Rey Felipe VI. Pablo Iglesias, el segundo Vicepresidente del Gobierno, también viajó en nombre del país. También había delegaciones de Chile, República Dominicana, Venezuela, Perú, Estados Unidos, Uruguay, Japón, Rusia y Nicaragua.

El sábado por la noche Fernández mantuvo reuniones bilaterales con los dos españoles, y el domingo por la mañana hizo lo mismo con Duque. «Intercambiamos opiniones sobre la lucha contra la pandemia, los dilemas del presente y el futuro de la región. Acordamos que la unidad continental será la clave de la reconstrucción económica», dijo el presidente argentino sobre la reunión con el colombiano.

Después de la inauguración, Fernández también se enfrentó a Arce cara a cara. El vicepresidente boliviano David Choquehuanca, que también prestó juramento ayer, y el canciller argentino Felipe Solá, también asistieron a la reunión en la Casa Grande del Pueblo.

La delegación argentina estuvo integrada por el Ministro del Interior, Eduardo de Pedro, la Ministra de la Mujer, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y los Secretarios de Estado, Gustavo Béliz, Julio Vitobello y Juan Pablo Biondi. El senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés también estuvieron presentes.

En un diálogo con los medios de comunicación bolivianos, Fernández dijo que trabajaría con Arce y destacó que «tenemos muchas cosas en común. Somos el primer y segundo productor de litio. Es la energía del futuro, y para ello debemos hacer mucho juntos».