Saltar al contenido

Cepo al dólar: crece la tensión entre el gobierno y el campo debido a las nuevas regulaciones del BCRA

Las entidades rurales advirtieron el sábado que las regulaciones del Banco Central, que rigen la compra de dólares por parte de algunos importadores, amenazan las operaciones del sector.

Cepo al dólar: crece la tensión entre el gobierno y el campo debido a las nuevas regulaciones del BCRA

Cepo al dólar: crece la tensión entre el gobierno y el campo debido a las nuevas regulaciones del BCRA

Las entidades rurales salieron el sábado para advertir que una nueva medida gubernamental que amenaza al sector alude a un decreto del banco central que regula la compra de dólares por parte de algunos importadores.

Según la Sociedad Rural (SRA) y las Confederaciones Rurales (CRA), el decreto impide la importación de insumos por el dólar oficial, por lo que las empresas del sector habrían dejado de vender fertilizantes y agroquímicos. Todo ello en medio de una nueva siembra de trigo, que se espera que aumente un 7% en superficie y alcance un récord de 21 millones de toneladas, siendo la fertilización un factor clave junto con el clima.

Daniel Pelegrina, Presidente de la SRA , denunció a través de Twiter que las nuevas regulaciones del BCRA «sólo disfrazan el mercado del cambio para los importadores». Mientras tanto, en un comunicado, la CRA advirtió que el gobierno, nuevamente a través del banco central, «ha activado una resolución de extrema urgencia, y esto es así porque si se implementa, la mayor cadena de producción del país está en peligro.

«La división del tipo de cambio que sufriría el sector agrícola como consecuencia de ello lleva a una situación en la que un productor tiene que vender el resultado de sus esfuerzos, su cosecha, en un dólar oficial del que hay que deducir los derechos de exportación, y termina exigiendo un dólar efectivo muy inferior a éste, es decir, menos pesos por tonelada de producto», se lamentó la CRA.

Sin embargo, el BCRA rechazó estas acusaciones y subrayó que no hay restricciones a las importaciones de ningún tipo: ni cuotas, ni dji, ni administración, ni compensación.

Fuentes de la sede explicaron a El Cronista que la Comunicación 7030 sólo establece tres condiciones para el acceso al mercado interno y el libre intercambio, en detalle

  • Si la empresa tiene activos externos líquidos, debe disponer primero de estos activos para pagar las importaciones o las deudas . Estas empresas también tienen la oportunidad de traer estos activos al país y depositarlos en el sistema financiero y luego acceder al MULC.
  • La condición de que no se puede hacer ni CCL ni MEP, para los que tienen acceso al mercado oficial se ha ampliado de 30 a 90 días. Esto es 90 días antes (desde el 1 de abril) y 90 días después.
  • La deuda comercial vigente al 1 de enero de 2020 no se ha reducido . Si un importador ha reducido sus obligaciones, debe explicar por qué necesita tener acceso al MULC si se cumplen estas nuevas condiciones.

Fuera de estas condiciones, destacan las importaciones de hasta 250.000 u$, que generalmente están relacionadas con el sector de las PYMES.