Saltar al contenido

Cepo y dólar: lo que Alberto Fernández dijo sobre el tema

"No está en mis planes", dijo el Presidente sobre la devaluación. Y de la cuarentena, subrayó de nuevo que "no existe, la cuarentena significa un encierro total de una comunidad y eso no existe".

Cepo y dólar: lo que Alberto Fernández dijo sobre el tema

Cepo y dólar: lo que Alberto Fernández dijo sobre el tema

El presidente de

, Alberto Fernández, dijo anoche que «los problemas que tenemos a causa de la pandemia se deben a las salidas, la liberalización y las manifestaciones», y añadió: «Prefiero que salgas al balcón todos los días a tocar la olla, pero no salgas a la calle, no te sientes y no te expongas a ti mismo y a los demás».

Con esto en mente, advirtió que «podría haber un botón rojo» si tenía que volver con la cuarentena, y corrigió a los periodistas de A Dos Voces cuando hablaron de la cuarentena. «No hay cuarentena, la cuarentena significa el encierro completo de una comunidad, y no existe tal cosa», dijo el presidente.

«Sí, hay mucha gente que se adhiere a ella, pero no es la mayoría», dijo. Y añadió: «Hoy he encendido mi coche y hay un creciente movimiento de vehículos. «Pero no digamos que esto es una cuarentena, porque si no confundimos a la gente», dijo Fernández a Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano.

«No permitiré que se deshagan todos los esfuerzos realizados. Para mí, lo más importante es que la gente tenga la posibilidad de ser tratada en un hospital cuando lo necesite. Llevo la cuenta de cómo van las camas en cada lugar día tras día», dijo. Así, ante la posible saturación del sistema sanitario, no descarta pulsar el llamado «botón rojo» y tirar de la flexibilidad.

En uno de los temas de mayor preocupación a nivel social, Fernández hizo una fuerte declaración: «No está en mis planes» devaluar.

Refiriéndose a la creciente demanda de ahorros en dólares, la cuota mensual de hasta 200 pesos que se pueden comprar por mes, el Presidente señaló que «este es un problema muy grave y la verdad es que me gustaría que la gente confiara más en nosotros».

«Las trampas son malas, no fortalecería la trampa, tenemos que ver cómo podemos acumular más dólares. Queremos que la gente confíe más en el peso. Ahora tienen bonos en pesos que van muy bien en el mercado», dijo el presidente.

Evaluando la situación económica, Fernández dijo: «Estamos saliendo, el consumo está aumentando y el consumo de energía para la actividad industrial es el mismo que antes de la pandemia.

«Marcamos un gol, fue el lunes, podemos celebrar un poco», Fernández se refirió irónicamente a la renegociación de la deuda emitida bajo la ley extranjera, y luego destacó que «hemos ahorrado 38 mil millones de dólares después de 10 años y sólo tenemos que pagar 4,8 mil millones de dólares en cuatro años».

También defendió el proyecto de grandes propiedades de tierra para hacer una «contribución extraordinaria» al fortalecimiento del sistema de salud y la recuperación de la economía, dejando claro que sería «sólo una vez». También afirmó que estaba dirigido a un sector limitado de contribuyentes «12 mil».

En otra parte de la entrevista, afirmó que «no existe el ‘Albertismo'», refiriéndose a una supuesta línea peronista con un eje en su figura, y subrayó que «tiene una gran relación» con la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que es «producto de cosas en las que no nos parecemos», y que ambos «han aprendido a respetar».

En otra línea, el presidente dijo que la ocupación de tierras «no es algo permitido por la ley» pero reconoció que «hay un problema de vivienda en Argentina».

«La ocupación no está permitida por la ley. Uno puede encontrar argumentos de muchas personas que lo sufren. Lo que necesitamos ver va un poco más allá de eso para ver cómo lidiamos con el problema», dijo Fernández a Todo Noticias (TN).

En este contexto, el jefe de Estado afirmó que «la respuesta no es ocupar la tierra, esa no es la solución», pero pidió «que se comprenda el problema de la vivienda de las personas que no tienen hogar». Entiendo que a nadie le gusta armar una carpa en medio de un campo y pasar la noche allí», subrayó el Presidente.

Cuando se le preguntó sobre la situación de la ocupación de tierras en la provincia de Río Negro, dijo que la situación allí era «mucho más compleja».

«No conozco el caso a tiempo, pero no se resolverá por la fuerza desde ningún lado. Ni por ocupación ni por expulsión», argumentó.

En otra parte de la entrevista, Fernández afirmó que «no tiene un líder político» porque su «último líder político (el ex presidente) fue Néstor Kirchner».

Refiriéndose a su relación con la Vicepresidenta Cristina Kirchner, dijo: «Tengo una gran relación con Cristina, que también es el resultado de las cosas que no parecemos, y hemos aprendido a respetarnos mutuamente».

«Soy el presidente de una alianza electoral y represento a todos. Cristina es una líder muy importante en este campo. Tengo una gran afinidad con Cristina», dijo.

Por otra parte, afirmó que «seguiría reuniéndose con el jefe de gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta», y subrayó que «le tiene mucho cariño», pero «está claro» que «no son» «lo mismo».

«Seguiré reuniéndome con Horacio Rodríguez Larreta. Le tengo mucho cariño. No pensamos igual, está claro que no somos iguales», explicó.

En la misma línea, señaló que «el crack es un negocio que explota Cambiemos más que nadie y lo explotó durante el Macrismo», y añadió: «No me gusta llamarlo crack. Parece que los argentinos juegan con la cuerda, donde cada uno tira de su lado y arrastra a los demás con él». «Lo que tienes que hacer es tirar de la misma cuerda en el mismo lado. Argentina necesita que todos estén disponibles después del caos que ha dejado atrás y necesitamos trabajar juntos», dijo Fernández.

En cuanto a la reforma judicial, subrayó que «ordena el funcionamiento de la justicia federal», pero pidió a la oposición que «hable seriamente y diga la verdad». También dijo que este proyecto «debería celebrar a Mauricio Macri, porque con él no haremos lo que él hizo a sus enemigos».

«Lo he dicho a lo largo de la campaña, hay que reformular la justicia federal, y he insistido en ello una y otra vez, así que no digan que es obra de Cristina Fernández», dijo.

En relación con las recientes manifestaciones contra el gobierno nacional, argumentó: «Preferiría que salieras al balcón todos los días a tocar la olla, pero no salgas a la calle, no te infectes y no infectes a los demás». «Todo el mundo tiene derecho a protestar, y yo lo defenderé al máximo. Lo respeto siempre y cuando esté dentro de los límites de la coexistencia democrática», concluyó.