Saltar al contenido

Clases 2021: por qué la ciudad ha decidido empezar el 17 de febrero sin esperar la aprobación de la nación

El miércoles, los representantes de Buenos Aires irán al Consejo Federal de Educación, pero ya advierten que cada jurisdicción tiene la facultad de fijar su propia fecha. Apuntan a una asistencia total, pero no descartan otras opciones.

Clases 2021: por qué la ciudad ha decidido empezar el 17 de febrero sin esperar la aprobación de la nación

Clases 2021: por qué la ciudad ha decidido empezar el 17 de febrero sin esperar la aprobación de la nación

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha determinado que el calendario escolar del año 2021 comience el próximo 17 de febrero, considerando la posibilidad de implementar modalidades personales y mixtas según la situación epidemiológica del distrito en ese momento. Aunque ya han sido criticados por la nación, el Ministerio de Educación de Buenos Aires, encabezado por Soledad Acuña, continuará su decisión más allá de lo que se decida en la reunión del Consejo Federal de Educación del próximo miércoles.

Al igual que con el retorno gradual de los estudiantes a las escuelas, la administración de Horacio Rodríguez Larreta puso el tema en la agenda. El fin de semana, el ministro anunció la fecha en que las clases comenzarán el próximo año en la ciudad, y esta mañana su homólogo Nicolás Trotta advirtió que esto sería un «tema de discusión» en el Consejo Federal.  «Este es el momento adecuado (para discutir la fecha de inicio) para tratar de lograr una política de consenso», dijo Trotta en declaraciones a la radio El Destape.

Acuña asistirá a la reunión del miércoles, aunque fuentes en Buenos Aires ya han advertido que no pedirán permiso a la Nación para reiniciar el 17 de febrero. «En el Consejo Federal se está llegando a un acuerdo entre las jurisdicciones para que todas comiencen en la misma fecha, pero nunca, ni siquiera en circunstancias normales, comenzarán todo el país en la misma fecha», dijeron a El Cronista.

La fecha de inicio elegida por el gobierno de Buenos Aires es el 16 de diciembre, cuando termina el año escolar 2020. Esto significaría que los 180 días de escolaridad obligatoria terminarían y el 17 de febrero serían los 30 días hábiles entre la fecha de finalización y la de inicio. Una vez aclaradas estas dos variables legales, la ciudad se ha definido para avanzar en este sentido.

En declaraciones a Radio Rivadavia, Acuña explicó que la idea es «acortar este año» para que los maestros que han estado dando clases virtuales durante todo el ciclo escolar en medio de la pandemia «puedan irse de vacaciones más temprano y reanudar el trabajo en la segunda semana de febrero».

La única variable que podría ralentizar el proyecto en Buenos Aires es la situación epidemiológica que presenta la ciudad de Buenos Aires en el momento del inicio de las clases. Esto fue confirmado esta mañana por el Ministro de Salud, Fernán Quirós. El funcionario estuvo de acuerdo con la iniciativa, añadiendo que «buscaremos la manera de hacerlo de forma segura, teniendo en cuenta la salud de los estudiantes, profesores y trabajadores».

Aunque la intención del Ministerio de Educación es iniciar el nuevo año escolar con todos los alumnos de la escuela personalmente, no excluye la posibilidad de introducir un sistema mixto, en el que la enseñanza seguirá siendo virtual. Además, se elaborarán nuevos protocolos de salud, diferentes de los vigentes en la actualidad, en los que sólo participarán de forma voluntaria los alumnos de las últimas etapas de cada ciclo y los del primer grado.