Saltar al contenido

¿Cómo es el protocolo que la ciudad presentó a Trotta para empezar a abrir escuelas

Buscan habilitar espacios digitales para que aquellos estudiantes que necesiten herramientas o conectividad puedan utilizarlos durante dos horas al día. Además, están trabajando para reincorporar a unos 6000 niños que abandonaron la escuela durante la cuarentena.

¿Cómo es el protocolo que la ciudad presentó a Trotta para empezar a abrir escuelas

¿Cómo es el protocolo que la ciudad presentó a Trotta para empezar a abrir escuelas

Esta tarde, la Ministra de Educación de Buenos Aires, Soledad Acuña, presentó al gobierno estatal un protocolo para la apertura de escuelas en la ciudad de Buenos Aires. El primer paso será permitir que los menores que necesiten herramientas informáticas para sus tareas tengan acceso a ellas en las instalaciones, con un turno y una estancia máxima de dos horas.

«Fue una buena reunión, presentaron el protocolo y hablaron de los pasos a seguir. Nación tiene ahora cinco días hábiles para evaluar si se aprobará», dijeron fuentes de Buenos Aires a El Cronista tras la reunión con el ministro de Educación Nicolás Trotta…

La idea de abrir las escuelas fue oficializada el viernes pasado por Horacio Rodríguez Larreta, cuando él y Alberto Fernández anunciaron la extensión de la cuarentena. El jefe de gobierno se refirió a unos 5100 niños que habían perdido el contacto con sus escuelas desde el comienzo de la pandemia y planteó la posibilidad de reabrir las instalaciones para este segmento. Horas más tarde el mismo Trotta dijo que las condiciones epidemiológicas no se cumplían.

Con esta transición como marco, Acuña presentó a la Ministra el plan «Conéctate en la escuela», que prevé la apertura de espacios digitales que se alojarán en aulas, SUM o lugares similares donde habrá equipamiento y conectividad «para desarrollar actividades virtuales para la continuidad educativa, como reuniones sincrónicas, carga y descarga de archivos, búsqueda de información en Internet y realización de actividades y tareas en línea», informó el Ministerio de Buenos Aires.

Por otro lado, la Ciudad de Buenos Aires está trabajando en el desarrollo de herramientas y estrategias para aquellos estudiantes que abandonaron su educación durante la cuarentena para reingresar al sistema.

«Pedimos a las escuelas que informen cuáles de los niños inscritos no tuvieron contacto con los maestros. Hicimos un primer corte antes de las vacaciones de invierno, que dio 5100 menores, hoy se eleva a 6500», explicaron fuentes de Buenos Aires.

En los últimos días, se han iniciado contactos telefónicos y búsquedas de casas con el apoyo de organizaciones sociales y comunitarias de cada barrio. «Queremos entender lo que pasó, evitar que salgan del país y desarrollar estrategias y herramientas de acuerdo a las necesidades de cada individuo», dijeron.

Espacios digitales, la primera prueba

El plan para hacer posible los espacios digitales será la primera prueba para el regreso de los estudiantes al aula. Se espera que sólo de 10 a 14 estudiantes puedan hacer el examen a partir del 31 de agosto. Si se hacen progresos, se espera que se reactiven 634 escuelas.

El protocolo presentado a Trotta establece que los estudiantes deben solicitar una cita por adelantado y, en el caso de los menores de 15 años, deben estar acompañados por un padre o tutor o con la autorización correspondiente.

Los turnos se conceden según la capacidad de las habitaciones y con una estancia máxima de dos horas. Todos los ordenadores se desinfectan después de cada turno.

La habitación asignada debe respetar el índice de ocupación de una persona por cada 15 m2 y se debe usar un protector bucal en todo momento. Además, se mide la temperatura de todas las personas que entran en la escuela.

La iniciativa, explicaron, «implica la actividad autónoma de los alumnos», es decir, que deben trabajar de forma independiente en base a las tareas establecidas por sus profesores. Mientras tanto, tendrán un representante del Ministerio de Educación de Buenos Aires en el lugar.

Inicialmente, las salas de computación estarán disponibles gradualmente en las escuelas primarias y secundarias del estado. Las escuelas privadas deben obtener el permiso del ministerio.