Saltar al contenido

Con Cristina y los gobernadores, Alberto relanza su agenda post-pandémica

El Presidente presentará el resultado del acuerdo con los tenedores de bonos con un evento en la Casa Rosada. Podría esbozar sus "60 medidas" para la reactivación. El viernes, lanzará un fondo para la inseguridad.

Con Cristina y los gobernadores, Alberto relanza su agenda post-pandémica

Con Cristina y los gobernadores, Alberto relanza su agenda post-pandémica

El supuesto primer éxito del gobierno Albertista, el anuncio más mediático y débil de la literatura sobre el canje de deuda, duró poco en una agenda pública sacudida por la pandemia. Por eso el gobierno pondrá hoy sobre la mesa una segunda parte con la presentación del resultado de la admisión de los titulares de bonos, estimada en más del 90%, con un mega-acto oficial, bajo el canon de la era del coronavirus.

Mientras que el acuerdo apenas se celebró con una explicación y un aplauso viral del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, para el ministro de Economía, Martín Guzmán, Alberto Fernández, a la edad de 16 años, se muestra ahora rodeado de gobernantes, algunos en el sitio, otros virtuales, en el Museo del Bicentenario en el sótano de la Casa Rosada. De hecho, Omar Perotti de Santa Fe ya ha anunciado su participación, pero Juan Schiaretti de Córdoba no ha abandonado su provincia desde el inicio de la cuarentena por recomendación médica. Gerardo Morales de Jujuy también está presente y tiene una cita con el Presidente al mediodía.

El jefe de Estado no sólo abandonará la Quinta de Olivos, cuyo escenario ya ha sido vinculado a la emergencia sanitaria y representa simbólicamente un cambio de bando en la agenda oficial: La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner también regresará a la Casa de Gobierno, lugar al que no ha entrado desde que asumió el 10 de diciembre, en un nuevo apoyo explícito a la ministra Guzmán, respeto que no reciben otros funcionarios, como en el caso de Marcela Losardo (Justicia). Será la reunificación pública de la fórmula integral después de una semana de negociaciones internas debido a los altibajos de la reforma judicial, que, con media sanción del Senado, dejará dormir a los justos en la Cámara de Representantes hasta que Sergio Massa comience a votar.

Aunque Fernández podría utilizar el escenario para reiterar las pautas de sus «60 medidas» para la recuperación de la pandemia, una importante oficina de La Rosada apostó ayer a que la revelación de su contenido no llegaría hasta el miércoles en otra actividad presidencial, cuando la Unión Industrial Argentina (UIA) celebre su día. El marco sería ideal, ya que el plan no económico prevé incentivos para la industria automovilística y una reforma fiscal para que las PYMES paguen menos impuestos.

Además del Ministerio de Producción de Matías Kulfas, se discutieron con los gobernadores las propuestas de Cafiero y del Ministro del Interior Eduardo «Wado» De Pedro. El objetivo oficial es presentar un programa de reactivación «federal», con un Fernández que, como en la campaña, volverá a contar con los jefes provinciales.

Mañana se completará el esperado anuncio en la famosa «mesa del martes» que el Presidente comparte con Cafiero y los socios aliados Sergio Massa y Máximo Kirchner. Mientras que algunos prefieren una única revelación completa, otros prefieren una dosis de medidas a lo largo de las semanas por artículos y sectores, a fin de colarse como un comodín en el punto álgido del contagio.

Al final de la semana, entre el jueves y el viernes, el presidente hará otra demanda social, que ha vuelto con fuerza a pesar del Covid-19: anunciará un fondo específico destinado al Conurbano, entre 8 y 12 mil millones de pesos, para combatir la inseguridad.