Saltar al contenido

Con Rafecas en el centro, las disputas continúan en Juntos por el Cambio

El ex diputado se sorprendió al pedir el apoyo del juez como fiscal, pero un ala de la Pro sigue oponiéndose. Lilita se aleja de Macri y se acerca a Rodríguez Larreta y Vidal.

Con Rafecas en el centro, las disputas continúan en Juntos por el Cambio

Con Rafecas en el centro, las disputas continúan en Juntos por el Cambio

La semana pasada Elisa Carrió sorprendió de nuevo. Le pidió a sus socios de Juntos por el Cambio que apoyaran a Daniel Rafecas como su Fiscal General. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con esta posición y el aprendiz de la oposición fue expuesto en público. Además, el fundador de la coalición ciudadana, Horacio Rodríguez, recibió a Larreta y María Eugenia Vidal y trató de acercarse al ala dialogante de los profesionales que se oponían al ex presidente Mauricio Macri.

La estrategia de Carrió de apoyar a Rafecas se explica por el hecho de que ella lo percibe como el «mal menor». En un diálogo con LN+, explicó: «Rafecas conoce la ley, tiene el apoyo de los fiscales más serios del país. Y evitaremos que ‘Madura’ tome el poder», en referencia a Cristina Kirchner.

La encrucijada para Carrió es que el Senado debe aprobar el nombramiento de Rafecas como Fiscal Jefe. Y su partido, la Coalición Cívica, no tiene senadores, así que ha hablado con sus socios de la UCR y el Pro.

Así es como comenzó el discurso dentro de la Coalición Cívica. El líder del partido, Maximiliano Ferraro, declaró que era necesario «un gesto institucional libre de especulación política» para apoyar a Rafecas.

Pero el propio Carrió llamó a Rodríguez Larreta y Vidal a su tribunal de Exaltación de la Cruz. Los líderes de los Pro son líderes del ala moderada y orientada al diálogo de «Juntos por el cambio» y visitaron Carrió el viernes pasado.

no sólo se ha dirigido a estos líderes, sino que parece estar alejándose de Mauricio Macri, uno de los halcones de «Juntos por el Cambio». Maricel Etchecoin, delegado provincial del CC y cercano a Carrió, contextualizó la expresión «Macri ya fue» que había dado origen a la chqueña. Explicó que «no dijo que Macri era el pasado», pero al mismo tiempo añadió que Carrió «se sentía despreciado (por Macri) y se lo hizo saber» después de una conversación telefónica entre ambos.

Otro capítulo fue añadido esta mañana. En cuanto a las redes sociales, Carrió dijo que compartía «con Mauricio Macri que la decisión y la responsabilidad histórica del nombramiento del Fiscal General recae en los senadores de Juntos por el Cambio». Al mismo tiempo, sin embargo, añadió que tiene libertad de expresión y no se dedica al «secreto». Lo que digo en privado, lo digo en público y no lo oculto a los ciudadanos.

Mientras tanto, hay voces disidentes en el tema de los Rafecas. Este es el caso del diputado de Pro Omar de Marchi. El Mendocino lanzó una serie de ataques al abogado, argumentando que «nunca el mal menor debe ser la brújula de una decisión». Porque al final, aunque sea menor, siempre será un mal». También dijo: «Rafecas es Kirchner, es Irán y es Boudou».

Por otra parte, otros miembros de la Pro, que hace algún tiempo criticaron al posible fiscal jefe, optaron por el silencio en estos días. El tiempo dirá si volverán a acusar a Rafecas o si compraron la visión de Carrió para acompañarlo.

Al mismo tiempo, los funcionarios del Senado están tratando de reformar la ley del Ministerio Público, lo que podría cambiar las reglas del juego para la elección del jefe del Ministerio Público.