Saltar al contenido

Créditos para usuarios individuales y autónomos a una tasa de 0: ampliar el período de registro

El Tesoro hizo oficial la extensión para que los trabajadores autónomos puedan registrarse para recibir el crédito. Cómo se ve el plan de cancelación y qué requisitos deben cumplirse para recibirlo.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta el 31 de julio el plazo de inscripción para solicitar el crédito de tasa cero para los sujetos pasivos individuales y los trabajadores autónomos, en vista del endurecimiento de las condiciones de detención causado por la pandemia de coronavirus.

Por Resolución General 4748/2020, el Ministerio de Hacienda amplió la posibilidad de que los trabajadores autónomos y freelance obtengan 150.000 libras en tres cuotas iguales y consecutivas, que aparecen como crédito en su tarjeta de crédito.

De esta manera, los comerciantes individuales que reciban el primer plazo de la financiación en agosto devolverán las 150.000 libras en tres plazos iguales entre septiembre y noviembre sin intereses, mientras que para los autónomos el período de cancelación comienza en agosto y continúa hasta septiembre y octubre.

Para ser beneficiario de estos préstamos, el contribuyente en cuestión no necesitaba haber cobrado el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), no haber ganado más del 70% de sus ingresos por la prestación de servicios al Estado, no haber sido empleado en calidad de dependiente o jubilado y no haber sido miembro del consejo de administración de una empresa comercial.

Los contribuyentes individuales deben haber demostrado entre el 12 de marzo y el 12 de abril que sus ingresos han sido inferiores al promedio de los ingresos brutos mensuales mínimos de la categoría en la que están inscritos en el año, mientras que en el caso de los trabajadores por cuenta propia no pueden haber aumentado más del 5% entre el 20 de marzo y el 19 de abril.

Mientras tanto, los autónomos registrados este año no deberían tener ningún requisito de facturación.

En caso de reclamar el beneficio, los contribuyentes no podrán comprar dólares en el mercado de divisas oficial o a través de medios financieros como el dólar MEP y el efectivo hasta que hayan pagado el préstamo.

¿Cómo se procesa el crédito de tasa cero?

El procedimiento se inicia en la página web de la AFIP. Allí, los contribuyentes deben proporcionar la cantidad prevista, la información de su tarjeta de crédito y un correo electrónico. Es necesario tener un código fiscal con nivel de seguridad 2 y registrar una dirección fiscal electrónica.

Una vez ingresada toda la información, la AFIP emite un certificado de procesamiento y envía los datos al Banco Central para su distribución a los bancos seleccionados por los contribuyentes individuales y los trabajadores autónomos.

Se contacta con los bancos para agilizar la tramitación del préstamo, cuyo importe varía según la categoría del contribuyente, aunque la cantidad máxima es de 150.000 libras esterlinas.

Las personas sin tarjeta de crédito deberán indicar con qué banco trabajan habitualmente en el procedimiento iniciado en la página web de la AFIP. Si no dispone de un banco, el sistema le pedirá que especifique el banco más cercano a su lugar de residencia en el que desea realizar el trámite.