Saltar al contenido

Debido a su fuerte demanda de dólares, los teléfonos celulares estarían fuera de ahora 12

Estos productos se ensamblan en Tierra del Fuego, pero requieren partes que deben ser importadas. El gobierno aún no ha hecho oficial esta medida, y dice que los precios finales han subido mucho

Debido a su fuerte demanda de dólares, los teléfonos celulares estarían fuera de ahora 12

Debido a su fuerte demanda de dólares, los teléfonos celulares estarían fuera de ahora 12

Los fabricantes de teléfonos móviles alzaron sus voces contra la posibilidad de ser excluidos del programa «Ahora 12», un argumento de venta que representa alrededor del 80% de lo que se comercializa.

Cuando este programa fue relanzado, el teléfono móvil no apareció entre los elementos que componen este sistema.

La verdad es que todavía no hay una decisión oficial firme sobre si los teléfonos móviles seguirán siendo incluidos en estos programas. El Ministerio de Fomento de la Producción dijo a El Cronista que los funcionarios de la región celebraron reuniones con representantes del sector «porque resultó que algunos productos tenían movimientos de precios difíciles de justificar».

En este contexto, el Ministerio de Comercio advirtió que si estos valores continuaban, estos productos serían retirados del Ahora 12. En este punto cabe señalar que existen diferencias significativas entre los precios cobrados en las tiendas en línea de los propios fabricantes y los cobrados por las cadenas de venta al por menor, donde en algunos casos se observan precios básicos más altos y tasas de interés de hasta el 120% para el pago en 24 cuotas.

Pero aparte de la cuestión de los precios, hay otra realidad que preocupa al gobierno, que tiene que ver con la salida de dólares y la necesidad de cerrar el grifo de las importaciones. Hoy en día, casi todos los teléfonos móviles que se venden en Argentina se ensamblan en el país. Sin embargo, para llevar a cabo este proceso, primero deben importar las piezas.

Este sería el verdadero objetivo del gobierno. Reducir la tasa de ventas – que ya está afectada – para que la necesidad de dólares de la industria sea menor.

Toda la cadena involucrada en este segmento está tratando de jugar una última carta para mantenerse en el programa oficial. Por esta razón están tratando de reunirse con los oficiales de nuevo, aunque muchos señalan que todo ya está siendo juzgado.

En el marco de la denuncia de la industria, la Asociación de Fábricas de Terminales Electrónicas Argentinas (Afarte) envió una carta al Ministerio de Comercio Interior alegando, con respecto a la supuesta abolición del teléfono móvil Ahora 12, que «en las actuales circunstancias, la inclusión en el programa es un factor crucial para la sostenibilidad de la actividad y el empleo industrial.

Las previsiones de los fabricantes indican ahora que la demanda caería al menos un 20% en una primera fase y sin el Ahora 12 en el presente. Esto tiene que ver con el hecho de que los consumidores comprarán en principio productos más baratos mientras que otros no comprarán nada en absoluto.

Para dar una dimensión a la caída de las ventas, se tocaron 1,8 millones de teléfonos móviles en el período abril-junio de 2019, en comparación con los 700.000 del mismo período de este año, con una pandemia en el medio.