Saltar al contenido

Después del no de Trotta, la ciudad ofreció «adaptar los protocolos» para abrir espacios digitales en las escuelas

La Ministra de Educación de Buenos Aires, Soledad Acuña, dijo hoy que en la Ciudad "estamos dispuestos a adaptar lo que tenga que ser adaptado en el protocolo" para la apertura de espacios digitales en las escuelas, lo cual fue rechazado por el Ministerio de Educación de Argentina.

Después del no de Trotta, la ciudad ofreció

Después del no de Trotta, la ciudad ofreció "adaptar los protocolos" para abrir espacios digitales en las escuelas

La ministra de Educación de Buenos Aires, Soledad Acuña, declaró hoy que en la ciudad «estamos dispuestos a adaptar todo lo previsto en el protocolo» para la apertura de espacios digitales en las escuelas, lo que fue rechazado por el Ministerio de Educación de la nación, y pidió un acompañamiento «serio y responsable» de los 6.500 niños que perdieron el contacto con sus maestros durante la pandemia de coronavirus.

«Podríamos empezar a abrir escuelas en los barrios de riesgo, eso es lo que dijimos [el ministro de Educación Nicolás] Trotta», dijo Acuña durante una conferencia de prensa en la sede del gobierno en Buenos Aires.

también dijo que «todos los puntos deben ser analizados juntos para que los niños y niñas puedan restablecer su conexión con la escuela», porque «con cada día que pasa, pierden una oportunidad de aprender».

«Estamos dispuestos a reunirnos tantas veces como sea necesario» para avanzar en el protocolo que prevé la presencia de un máximo de 15 alumnos por escuela, con turnos y una estancia máxima de dos horas para cada uno de ellos.

El Ministerio de Educación rechazó ayer el protocolo presentado por la ciudad para abrir espacios digitales en las escuelas a partir del 31 de agosto, porque consideró que «no cumple con los bajos niveles de propagación del virus» para implementarlo, ni «cumple con 15 requisitos aprobados por el Consejo Federal de Educación con todas las provincias».

El ministro Trotta lo explicó en una videoconferencia con los periodistas, en la que aseguró que «el despliegue del sistema debe lograrse y los niños no deben estar expuestos a infecciones de coronavirus».

En este contexto, Acuña dijo que el plan de abrir salas de computación «ha sido analizado con los lentes del protocolo de regreso a la escuela», por lo que «se nos ha preguntado cómo adaptar el transporte escolar», pero «estamos pensando en las escuelas locales».

En la conferencia de prensa, el Subsecretario de Estado para la Profesión Docente, Manuel Vidal, dijo que el plan «contiene medidas que van más allá de las acordadas en el protocolo para la vuelta a la enseñanza en las aulas» y explicó que habrá «un máximo de 3 alumnos por aula», ya que prevé que estén a 15 metros de distancia y «las aulas tienen unos 50 metros de longitud».

El Ministro de Educación de Buenos Aires señaló que «llamaremos a los 6.500 niños que han perdido el contacto con los maestros para que los acompañemos» e insistió en que «necesitamos que estén en la escuela, que tengan un lugar para conocer a sus compañeros y una oportunidad para aprender».

Los sindicatos de profesores rechazaron el protocolo de la ciudad alegando que ponía en peligro la salud de los alumnos y los estigmatizaba.