Saltar al contenido

Deuda externa: Guzmán busca la aprobación del Congreso para cada operación

El Ministerio de Economía enviará un proyecto de ley para que toda la deuda externa que se tome en el futuro y cualquier acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tenga el apoyo obligatorio del Congreso Nacional.

Deuda externa: Guzmán busca la aprobación del Congreso para cada operación

Deuda externa: Guzmán busca la aprobación del Congreso para cada operación

Esta semana el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará al Congreso un proyecto de ley «para fortalecer la sostenibilidad de la deuda pública», con el objetivo de que a partir de ahora cualquier deuda en moneda extranjera con legislación internacional tenga la aprobación del Parlamento.

«La iniciativa estipula que la deuda en moneda extranjera está sujeta a la aprobación parlamentaria en virtud del derecho internacional y con jurisdicción ampliada, así como los futuros programas con el Fondo Monetario Internacional (FMI)», dijo el martes el Palacio de Finanzas.

«Se trata de hacer de la sostenibilidad de la deuda una política de Estado», dijo Guzmán, para quien sería «saludable» contar con la aprobación del parlamento para este tipo de operaciones.

El proyecto de ley que llega al Congreso esta semana contendrá sólo dos artículos y será enviado justo cuando una misión del FMI llegue a Buenos Aires para negociar un nuevo programa.

Cualquiera que tenga experiencia de primera mano en negociaciones con el FMI suele decirnos que el organismo multilateral maneja un concepto de «apropiación».

Este término significa que el Fondo está interesado en saber cuánto posee cada pueblo el programa firmado con el Estado.

Por esta razón, hace un mes, en octubre, tuvo lugar una visita profesional del personal (visita de personal), y además de los contactos con el gobierno, los burócratas de la institución se reunieron con empresarios, sindicalistas, legisladores de la oposición y economistas.

Los técnicos del FMI querían saber cuán factibles podían ser las reformas que se propondrían en las negociaciones y en qué medida se podría ajustar el gasto público (y los impuestos) en un contexto de crisis.

La aprobación por parte del Congreso del nuevo programa, que se espera que esté listo en marzo de 2021 (aunque algunos en el gobierno esperan que pueda ser firmado antes de finales de diciembre de este año), será el paso final en la «apropiación» de Argentina del futuro acuerdo.

Los objetivos del proyecto de ley

En sus considerandos, el Ministerio de Economía destacó que la iniciativa tiene por objeto

✔️ Fortalecimiento del papel institucional del Congreso en la definición y aprobación de las políticas nacionales de deuda pública en moneda extranjera y bajo jurisdicción extranjera, y en la aprobación de todas las operaciones de crédito público y/o programas de financiamiento formalizados por el Ejecutivo Nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

✔️ Fortalecer los mecanismos institucionales para asegurar que el mantenimiento de la sostenibilidad de la deuda pública y la aplicación de planes de estabilización macroeconómica con vencimientos que se extiendan más allá de un período de gobierno sean políticas públicas.

✔️ Mejorar la transparencia y los criterios en los que se basa dicha política (de deuda externa), creando así colectivamente las condiciones para que la República Argentina emprenda un camino de estabilidad a mediano y largo plazo que mejore las oportunidades de nuestro pueblo.

La misión del Fondo

Con respecto a la misión que el Fondo Monetario Internacional (FMI) llevará a cabo en el país esta semana, Guzmán dijo: «Hemos hecho un trabajo muy constructivo con el organismo y la intención es reemplazar el programa actual por uno nuevo basado en principios completamente diferentes, entendiendo que no puede haber restauración de la estabilidad macroeconómica sin la reactivación del crecimiento económico».

Además, el Ministro declaró que «será muy importante en el próximo período que los programas del FMI se basen en premisas apropiadas, respaldadas por pruebas y consideradas legítimas a nivel nacional; que haya una amplia participación a nivel nacional cuando se discutan las condiciones de un programa con el FMI».

Las declaraciones de Guzmán se hicieron en el seminario web «Asegurando sistemas financieros sostenibles» organizado por UNI Global.

Allí, el jefe del Palacio de Finanzas argumentó que «los préstamos en moneda extranjera deben ser responsables, y los países con un largo historial de inestabilidad de la deuda deben dar al Congreso un papel más importante en estas decisiones».