Saltar al contenido

Dólar: Cómo los contribuyentes sin fines de lucro piden un reembolso del 35%

El gravamen del 35% se aplicará a todos aquellos que compren dólares, sean o no contribuyentes del impuesto sobre la renta. Los que no lo sean deberán solicitar la devolución en enero de 2021, aunque los plazos son inciertos y la AFIP puede rechazar la solicitud.

Dólar: Cómo los contribuyentes sin fines de lucro piden un reembolso del 35%

Dólar: Cómo los contribuyentes sin fines de lucro piden un reembolso del 35%

El gobierno endureció las restricciones a la compra de dólares introduciendo un recargo del 35% sobre la cotización oficial, complementado por el impuesto PAIS del 30% establecido en diciembre.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Resolución General 4815/2020, ha implementado un sistema de recaudación para la compra de dólares y el pago de servicios desde el exterior, los cuales pueden ser abonados a cuenta del impuesto a las ganancias. Los contribuyentes individuales pueden calcularlos sobre la base del pago de los bienes personales.

Aquellos que no son contribuyentes bajo ninguno de los dos esquemas pueden reclamar un reembolso de todos los pagos que se les hayan hecho para finales de año, en enero de 2021.

«El reglamento establece el procedimiento de reembolso, pero no especifica los plazos en los que el organismo procesará las solicitudes y acreditará los fondos», subrayó el experto fiscal Sebastián Domínguez.

Para ello, el contribuyente debe tener un CUIT y el número de impuesto de la AFIP, y también debe haber informado al Ministerio de Hacienda sobre el CBU. El micrositio en el que se solicitan estos reembolsos aún no se ha activado y se espera que esté operativo en las próximas semanas.

En cualquier caso, el punto de recogida decide si concede o no la solicitud sobre la base de «controles sistémicos». Por ejemplo, que el contribuyente no registre los bienes o activos que están sujetos al pago del impuesto sobre el patrimonio personal.

En caso de rechazo, el contribuyente es informado y puede apelar la decisión.

El experto en impuestos Iván Sasovsky consideró que esta percepción es aún más desventajosa para los empleados en relación de dependencia, los contribuyentes únicos y los usuarios finales que no tienen que aplicarla, ya que varios de ellos no son contribuyentes con fines de lucro.

De hecho, en los últimos meses, más de 4 millones de personas han comprado las 200 pesos al mes, casi el doble de la base de contribuyentes de beneficios. «El 35% recaudado hoy no se considerará un crédito fiscal durante un año, por lo que su valor disminuirá y se hará líquido debido a la inflación», dijo Sasovsky.

Y añadió: «Este tipo de medida para generar depósitos fiscales inexistentes es algo que debe terminar. Estas medidas conducen a una división del tipo de cambio y siempre perjudican al que menos tiene, porque los efectos de la devaluación tienen un impacto lineal en la inflación, porque una devaluación limpia o sucia, como en este caso, es un aumento del precio de un producto básico.

Solicitudes y exenciones

Se alcanzan todas las transacciones que están gravadas con el impuesto PAIS:

  • Compra de moneda extranjera
  • Consumo en moneda extranjera para la compra de bienes o servicios del extranjero con tarjetas de crédito, débito o compra.
  • Compras de servicios en el extranjero por parte de no residentes
  • Compra de servicios de agencias de viajes y turismo. Incluye todos los tipos de billetes de transporte con destino al extranjero, en los que se exige el pago en moneda extranjera.

No incluye operaciones exentas de impuestos:

  • Gastos relacionados con los servicios de salud, compra de medicamentos, compra de libros en cualquier formato, uso de plataformas educativas y programas informáticos con fines educativos.
  • Gastos relacionados con proyectos de investigación realizados por investigadores que trabajan en el Estado Nacional, los Estados Provinciales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios, así como en universidades e instituciones del sistema universitario argentino.
  • Compra en el exterior de equipos y otros bienes para la lucha contra incendios y la defensa civil de la población por parte de los organismos reconocidos por la Ley Nº 25.054.

Domínguez advierte, sin embargo, que estas operaciones se llevan a cabo en la práctica primero. «El contribuyente tendrá que pedir la devolución a la agencia de cobro, probándolo con documentos como facturas, contratos, etc.», dijo.

Para los gastos de la tarjeta de crédito, el cobro del 35% se aplica al mismo tiempo que la carga fiscal del PAIS:

  • Al comprar la moneda extranjera.
  • Al pagar el extracto de la tarjeta o el extracto
  • Al cargar el consumo de la tarjeta de débito en la cuenta bancaria de conciliación
  • Al pagar los servicios en el extranjero que se solicitaron a través de agencias de viajes y turismo mayoristas y/o minoristas del país.
  • Al pagar los servicios de transporte terrestre, aéreo y acuático de los pasajeros con destino al extranjero

Si la compra se realizó con una tarjeta de crédito antes del 15 de septiembre o antes de esa fecha y el pago aún no se ha realizado, no se debe cobrar a Domínguez, ya que la medida es efectiva. «Entendemos que no es apropiado aplicar la tasa, ya que la medida indica que ‘entrará en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial y se aplicará a las transacciones a partir de la fecha de su validez'», dijo.