Saltar al contenido

Eduardo Duhalde: «El peronismo está dividido, pero tenemos una buena relación con todos

En el Día de la Lealtad Peronista, el ex presidente indicó que "la unidad del justicialismo no es suficiente" para superar la crisis en Argentina, ya que "se necesita la unidad nacional".

Eduardo Duhalde:

Eduardo Duhalde: "El peronismo está dividido, pero tenemos una buena relación con todos

Con motivo del 75º aniversario del Día de la Lealtad Peronista, el ex presidente Eduardo Duhalde dijo este sábado que «el peronismo está dividido», pero subrayó que en todo caso hay «buenas relaciones con todos».

«El peronismo está dividido, pero lo que la gente no sabe es que tenemos buenas relaciones con todos, sólo que a veces se toman posiciones diferentes. Pero estoy convencido de que la unión está unida, que es necesaria», dijo Duhalde esta mañana en declaraciones a Radio Mitre.

En este sentido, el también ex gobernador de Buenos Aires señaló que «la unidad del judicialismo no es suficiente en ningún caso» para superar la crisis en Argentina, porque «la unidad nacional es necesaria».

En este contexto, señaló: «No podemos seguir luchando contra los políticos; si los líderes no reconocen el sufrimiento del pueblo, y luchan culpándose unos a otros, no avanzaremos.

Alberto Fernández pidió un compromiso renovado de…

En este contexto, Duhalde enfatizó que «si hemos convertido un huerto, Argentina, en un basurero, depende de todos: No debemos culparnos mutuamente y sentarnos juntos para ver si podemos sacar adelante esta crisis».

En conclusión, el ex Presidente señaló que «podemos salir de esta situación trabajando, no hablando y discutiendo, no tenemos que enfrentarnos a nadie, todos tenemos que estar de acuerdo».

El pasado viernes, en Duhalde, los sindicalistas Luis Barrionuevo, Carlos Acuña y Julio Piumato, entre otros, y los ex funcionarios Julio Bárbaro y Guillermo Moreno asistieron a una ceremonia del Día de la Lealtad Peronista en la Plaza Juan Domingo Perón del barrio de San Telmo de Buenos Aires, en la que se pronunciaron discursos en los que se pedía «la unidad nacional y la actualización de la doctrina» del justicialismo.

La reunión de este sector disidente del justicialismo tuvo lugar en la plaza entre el Paseo Colón y Belgrano, donde se encuentra un monumento al ex presidente Perón.