Saltar al contenido

El Cronista con Jorge Argüello: «Esperamos que Biden mantenga las condiciones para un acuerdo con el FMI

El representante argentino en Washington analiza el resultado de la carrera presidencial y el escenario que se ha abierto desde enero bajo el liderazgo del demócrata.

El presidente Alberto Fernández celebra que Joe Biden ha ganado la carrera presidencial en los Estados Unidos Espera que su administración ponga de nuevo a los Estados Unidos en el tablero internacional de ajedrez como un jugador clave en la resolución de los desafíos actuales, rompiendo con las políticas aislacionistas y de confrontación del republicano Donald Trump.

Las similitudes entre los dos gobiernos podrían mejorar el clima político y al mismo tiempo ayudar a resolver problemas que afectan la economía local, como los desequilibrios comerciales y la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario, según Jorge Argüello, embajador de Argentina en Washington, en una conversación con El Cronista a sólo 24 horas de las elecciones.

– ¿Qué expectativas tiene el gobierno para el cambio de presidente en los Estados Unidos?

– En primer lugar, hay que señalar que el gobierno del Presidente Alberto Fernández ha llevado a cabo un diálogo de alta calidad con la administración de Trump. De hecho, a pesar de las dificultades causadas por la pandemia, hemos tenido contacto a todos los niveles. No obstante, el Presidente espera mantener e incluso mejorar esta calidad de diálogo, y existen condiciones objetivas para ello. Este tipo de retorno anunciado de los Estados Unidos al sistema multilateral de trabajo es muy beneficioso para los países medianos como el nuestro, que necesitan plataformas multilaterales para evitar que se les imponga el peso de las naciones más poderosas.

– ¿Se espera que se resuelva la disputa sobre el biodiésel?

– La decisión de bloquear las exportaciones se tomó a instancias del Presidente Trump, pero durante el mandato de Macri. Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, este mercado se abrió, alcanzando un volumen de negocios de 1600 millones de pesos en 2016, con un promedio de 1200 millones de pesos por año. En 2018, Trump le dijo a Macri que cerraría este mercado, y aparentemente lo hizo imponiendo aranceles desproporcionados que hacían imposible cualquier ecuación económica.

Una de las prioridades que el Presidente me confió cuando llegué a Washington fue trabajar para crear condiciones favorables para la reapertura de este mercado, y fue con esto en mente que me reuní con el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, tanto en su oficina como en la embajada, en donde desarrollamos un mecanismo que involucra a ambas administraciones y también a las cámaras. Esperamos que el objetivo de reabrir este mercado, que se cerró hace dos años, se logre gradualmente.

– ¿Cuál es la situación de Argentina en el Sistema de Preferencias Generalizadas (SGP)?

– El SGP está actualmente en revisión; por supuesto he hecho arreglos y continuaré con el próximo gobierno para mantener a la Argentina en este programa, que actualmente beneficia a las exportaciones de unos 450 productos. Queremos mantener los beneficios y esperamos continuar dentro de este esquema.

Ahora la Argentina fue excluida del SGP durante la administración de Obama en 2012 porque hubo una serie de demandas que se perdieron y no fueron canalizadas a través de Ciadi. Argentina ha vuelto a entrar en el SGP en 2017, y dado que el frente judicial ha sido resuelto y hemos logrado llegar a un acuerdo con los acreedores privados, ahora nos toca a nosotros saldar la deuda restante que heredamos del gobierno de Macri.

– ¿Puede imaginar un mejor entendimiento con los representantes de Biden en el Fondo Monetario?

– Hace unas semanas recibimos una visita exploratoria del Fondo con el viaje de dos importantes funcionarios de la dirección de Georgieva, y esta semana comienza la misión de negociación. Somos optimistas y esperamos que este gobierno mantenga las condiciones adecuadas para lograr una comprensión del problema de la deuda de manera que pueda ser renegociado de manera sostenible y no se conspire con la necesidad de crecimiento.

¿Pueden la pandemia y el enfoque similar de los dos presidentes crear nuevos escenarios de cooperación entre los países?

Esperamos una buena comunicación entre los dos presidentes, y esperamos que así sea.