Saltar al contenido

«El gobierno de Macri mató a Vincent», dijo el intendente de la ciudad donde la compañía está

Además, Dionisio Scarpin se oponía a la expropiación del agroexportador y veía como "una oportunidad" la alternativa presentada por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. De paso, advirtió que el Banco Nación "no podía probar nada" de lo que había denunciado hasta la fecha.

"El gobierno de Macri mató a Vincent", dijo el intendente de la ciudad donde la compañía está

«El gobierno de (Mauricio) Macri mató a la empresa», aseguró esta mañana el intendente de Avellaneda, ciudad natal de Vicentin, Santa Fe, Dionisio Scarpin, aludiendo a la creación de una cartera de préstamos en dólares, a la que luego siguieron dos devaluaciones, el aumento de las tasas de interés y el retiro de la financiación el año pasado. En todo caso, el santafecino dejó clara su posición contra la expropiación promovida por el presidente Alberto Fernández y destacó el diálogo abierto con el gobernador Omar Perotti.

En medio de las opciones que se están considerando para definir el futuro de la empresa, que debe 1.400 millones de libras esterlinas, el intendente Scarpin acordó considerar la alternativa a la expropiación en la que ha estado trabajando el Gobernador de Santa Fe.

En este sentido, el intendente lo definió como «una oportunidad». Sin embargo, dejó claro que no estaba «totalmente de acuerdo» y que su posición se había manifestado al propio Perotti. En todo caso, destacó que «es un paso adelante» y que «es importante que el número continúe»

Además, en un informe a Caími A Las Seis, un programa emitido por AM 750, el intendente señaló que su liderazgo sugirió desde el principio que el futuro de Vicentin «se resuelva a través del diálogo y de una manera diferente que no sea la expropiación o la intervención».

En otra sección de la entrevista, Scarpin también se diferenció de los directores del grupo Vicentin. «Normalmente están en contra nuestra», dijo, añadiendo que «uno de los mayores accionistas es un especialista en justicia y fue miembro del consejo del Frente para la Victoria», mientras que Héctor Vicentin – hijo del fundador – «fue candidato al cargo de vicegobernador de justicia».

En otra parte de la entrevista, el nativo de Santa Fe señaló que los actuales directores de la empresa fueron los que multiplicaron la fuerza de trabajo y la facturación en 20 años.

«El problema que tenía la empresa era que había hecho tantas inversiones en tecnología y en el rescate de empresas, que armó una cartera de préstamos en dólares que el gobierno de Macri la mató», reflexionó y luego señaló: «El mismo problema que sufrió el país también lo sufrió Vicentín: una cartera en dólares muy importante con dos devaluaciones, con el aumento de las tasas de interés en dólares, con la pérdida de financiamiento el año pasado… El verdadero problema de Vicentín allí».

En este sentido, Scarpin destacó que no está defendiendo a Vicentín «como una empresa». Además, dijo que «si Vicentín ha hecho algo malo, algún tipo de movimiento de evasión de impuestos, entonces la empresa debe investigarlo». «No vamos a defender a los criminales», insistió.

En cuanto a la situación actual de la empresa de cereales, el intendente dijo que estaba «en pleno funcionamiento y no había cesado (su actividad), excepto en una de sus plantas. También dijo que «hay que rescatar a la empresa porque está en crisis financiera, y tanto los directores como el gobierno de Santa Fe, que estuvo involucrado, están trabajando en ese sentido», y aseguró que la empresa «nunca quiso dejar de pagar a los productores».

Hacia el final del informe sobre el AM 750, Scarpin dijo que el Banco Nación «no» había dado 300 millones de libras esterlinas a las empresas en los últimos seis meses. «No es así», subrayó, señalando que el Banco Nación «no ha podido probar nada todavía». «Hay preguntas que se han hecho y que son completamente erróneas», dijo, para concluir: «No se sorprendan en el país si no encuentran nada sobre Vicentín».