Saltar al contenido

El gobierno dice que no aumentará los beneficios, pero quiere que llegue a más contribuyentes

Fuentes oficiales comentaron a El Cronista que no habrá un aumento de las tasas del impuesto sobre la renta ni eliminarán los incentivos para que las empresas reinviertan, pero que tratarán de ampliar la base impositiva de los impuestos progresivos. También descartaron un aumento del Monotributo.

El gobierno dice que no aumentará los beneficios, pero quiere que llegue a más contribuyentes

El gobierno dice que no aumentará los beneficios, pero quiere que llegue a más contribuyentes

El gobierno asumió que la reforma tributaria en la que está trabajando tendría como objetivo ampliar la base impositiva de los «impuestos progresivos» y tendría como objetivo hacer que los sectores con mayor capacidad contributiva paguen más, pero rechazó un aumento de la carga del impuesto sobre la renta de las empresas y los empleados.

Fuentes oficiales aseguraron a El Cronista que no se evalúa el aumento de la carga tributaria sobre la clase media, los trabajadores autónomos o las empresas que «intentan invertir», mientras que no se modifica la escala de la cuarta categoría de beneficios ni se aumenta la parte del mono-impuesto.

Sin embargo, argumentaron que la reforma tendrá como objetivo llegar a más contribuyentes a través de «impuestos progresivos», que gravan más fuertemente los ingresos o el patrimonio por ser más grandes, como las ganancias o los bienes personales.

De esta manera, el gobierno descartó la posibilidad de analizar un aumento del 41% en las tasas del impuesto a la renta o la eliminación de los incentivos a la reinversión de beneficios, según informó hoy el diario nuestras fuentes.

«Cada peso recaudado es un peso que retorna a la sociedad en políticas públicas y productivas como el programa ATP o el IFE Los cambios estudiados apuntan a un sistema tributario que favorezca la producción, la justicia, la igualdad y la sostenibilidad», dijeron los oradores.

El lunes, en un seminario en El Cronista, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, pronosticó que la reforma tributaria en la que trabaja el equipo económico no reducirá los impuestos y tratará de aumentar la carga sobre los sectores de mayores recursos e ingresos.