Saltar al contenido

ExpoEFI: piden eliminar los ingresos brutos, bajar el IVA y dejar sólo 5 impuestos

En el panel dedicado a las PYMES en la ExpoEFI 2020, el economista y empresario Gustavo Lazzari pidió una reforma tributaria que eliminara 160 de los 165 impuestos que existen a nivel nacional, provincial y municipal.

ExpoEFI: piden eliminar los ingresos brutos, bajar el IVA y dejar sólo 5 impuestos

ExpoEFI: piden eliminar los ingresos brutos, bajar el IVA y dejar sólo 5 impuestos

En el segundo día de la ExpoEFI 2020, el economista y empresario de las PYMES Gustavo Lazzari opinó que la Argentina debería aplicar una reforma fiscal que redujera significativamente la carga impositiva de las empresas y la aumentara a cinco impuestos para volver a equilibrar la economía y la actividad privada.

En el panel de la ExpoEFI dedicado a las PYMES, que se llevó a cabo conjuntamente con el jefe del segmento del Banco Supervisor, Alexis Catenys, y moderado por el socio del BSP Juan Elías Pérez Bay, Lazzari señaló que para simplificar el sistema tributario y eliminar 160 impuestos, debería haber un solo organismo nacional de recaudación de deudas, ya que actualmente 10 impuestos representan el 90% de los ingresos tributarios, según un análisis del Instituto Argentino de Análisis Tributario (Iaraf).

«En Argentina, según el Iaraf, hay 165 impuestos entre la nación, las provincias y los municipios. Uno debe tener cinco impuestos, pero no la misma carga fiscal, porque el problema es la carga de la mochila. No quiero que me hagan la vida más fácil, quiero que me quiten la carga de mi mochila», dijo Lazzari, que dirige una PYME en la industria de la carne.

Y añadió: «Sólo debería haber un punto de recogida, hoy en día la tecnología lo permite. Argentina necesita simplificar el sistema fiscal porque la forma en que se recauda es más cara que lo que se recauda en sí. Debemos reducir la complejidad a cinco o seis impuestos, porque diez de los 165 impuestos explican el 90% de la recaudación».

Lazzari subrayó que el impuesto sobre los ingresos brutos debía suprimirse por su efecto distorsionador y que el impacto efectivo de los beneficios debía reducirse considerablemente.

«Debemos eliminar los factores de distorsión conceptualmente. Si los ingresos brutos persisten, la Argentina es un fracaso. El 10% del precio de las galletas es un ingreso bruto, le quitan la comida a los pobres. Argentina tiene la tasa de impuesto sobre ganancias más alta del mundo, 106% sobre las ganancias, sólo superada por las Comoras, que ni siquiera saben dónde están en el mapa», dijo, subrayando que «el 45% de los alimentos están gravados».

Con esto en mente, Lazzari explicó que también era necesario unificar un impuesto sobre la propiedad para la recaudación municipal, un IVA del «10% o 15%» y una tasa de seguridad social del 10% en lugar del 27% entre las contribuciones del empleador y el empleado.

«Es utópico pensar que esto puede funcionar. Esta es la oportunidad, nadie puede pagar impuestos, el coche tiene arena en el motor. No cambies la bujía, con una reforma fiscal como la de Macri en 2017, tenemos que eliminar los ingresos brutos, un impuesto sobre la propiedad que deben recaudar los municipios, un IVA del 10% o 15% para la nación, una tasa del 10% para el sistema de pensiones y eso es todo», dijo.

Y añadió: «La jubilación es un fraude. Se llevan el 30% gratis. ¿Qué puedes hacer con el 30% en moneda fuerte durante 40 años? ¿15.000 libras para la jubilación? Sólo el gobierno argentino hace eso. La reforma fiscal es conceptual, tienes que salir de esta estafa. Los ingresos brutos ya no pueden existir».

También cuestionó los mecanismos de percepción y retención que el Ministerio de Hacienda obliga a las empresas a aplicar. «A los 165 impuestos hay que añadir 100 mecanismos de recaudación forzosa por adelantado, que son las percepciones. Son directamente un robo. El Estado no tiene derecho a que la empresa tome el dinero del consumidor para dárselo después. Si ARBA quiere recoger a Florencio Varela, que se vaya ARBA», dijo.

Y concluyó: «Esta reforma fiscal debe tener un techo institucional, supervisado por la Corte de Justicia, para que no se pague más del 106% de los beneficios, para que no se paguen más beneficios por el impuesto a la inflación, para que las provincias no se desaten y no le cobren una tasa sobre los ingresos brutos. No entiendo cómo el Tribunal aún no ha anulado las tasas de sanidad y seguridad de los municipios. La reforma fiscal es integral o no es nada. «