Saltar al contenido

Florencia Kirchner, íntima: contó cómo vio a su padre por última vez

Recordó que fue en 2010, cuando la ex presidenta viajó con Cristina Fernández a Nueva York para una reunión de las Naciones Unidas. Un mes después falleció.

Florencia Kirchner, íntima: contó cómo vio a su padre por última vez

Florencia Kirchner, íntima: contó cómo vio a su padre por última vez

«La imagen que más me persigue es la última vez que vi a mi padre», dice una emotiva e íntima Florencia Kirchner en un detallado reportaje con el periodista Franco Torchia. La hija de la ex pareja presidencial informó sobre los detalles íntimos de su relación con Cristina Fernández y recordó la última vez que vio a su padre, Néstor Kirchner, en septiembre de 2010, un mes antes de su muerte.

«Habían viajado por las Naciones Unidas y yo estaba en Nueva York. La foto no es de la tarde en que me despedí de ellos, sino de la noche antes de salir del hotel para ir a casa. Me acompañó hasta el coche. La imagen de él allí está constantemente girando y girando, girando y girando», recordó Florencia en el programa «El amor no es una vida» de LaOnceDiez.

«Esta imagen me transmite muchas cosas. A veces lloro, a veces me siento desesperado, y tengo cuidado, porque me acompañó hasta allí y le dije: «Papá, para. Los dos estábamos desesperados, pero yo estaba desesperado porque no me despedí, ¿sabes? Realmente quiero volver allí», añadió.

Cuando se le preguntó sobre su relación con su madre, la Vicepresidenta Cristina Fernández dijo: «Está muy comprometida con todo lo que concierne a Helenita. Tiene una devoción por ella. Ella interfiere en todo: Cuando la desafío, es «oh, pobrecita». Y Helen la ama.

Dijo que su hija está acostumbrada a viajar con su abuela. «Ahora no, porque no podemos, pero antes de enfermarme, solían viajar juntos. Desde que tenía 2 años, ha estado viajando al sur, y eso no me sorprende ni a mí ni a su padre. Le encanta viajar con ella. Porque ir al sur también implica el verde, aquí vivo en un apartamento», dijo.

Florencia también contó cómo fue vivir 12 años en la Quinta Presidencial de Olivos, revelando que nunca se sintió en casa hasta los 25 años.

«Poco después de mi nacimiento, mi padre fue elegido Gobernador de Santa Cruz y yo viví en la residencia del Gobernador de la Provincia. No vivía en mi propia casa, ni tampoco en la ciudad de Nueva York. Hasta los 25 años, fui un pasajero en todas partes. Por eso nunca cuidé una casa, porque no me pertenecía.

«Cuando mi padre murió, me quedé en Olivos con mi madre, pero nunca me sentí en casa con ella. Hay gente a tu alrededor en todos los sentidos, incluyendo la privacidad. Por eso soy bastante fóbico. No voy a lugares muy concurridos. Y disfruto más de mi privacidad», añadió.