Saltar al contenido

FMI: uno por uno, que son los técnicos del Fondo que definirán el futuro de Argentina

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llega este martes a Argentina para negociar un nuevo programa. Que son los economistas más y menos conocidos que enviarán sus informes al Consejo de Administración del organismo.

FMI: uno por uno, que son los técnicos del Fondo que definirán el futuro de Argentina

FMI: uno por uno, que son los técnicos del Fondo que definirán el futuro de Argentina

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegará a Buenos Aires este martes y se quedará poco más de dos semanas – regresarán a los Estados Unidos antes del Día de Acción de Gracias – para iniciar las negociaciones sobre un nuevo programa. Será el 22 en la historia de las relaciones con este organismo, que se remonta al 20 de septiembre de 1956.

La delegación estará encabezada por Julie Kozack, Subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y Luis Cubeddu, Jefe de la Misión de Venezuela en Argentina.

Estarán acompañados por una legión de otros seis o siete economistas del Fondo que proporcionarán «asistencia técnica» a los Jefes de Misión.

El Cronista pidió los nombres de estos técnicos, pero no recibió respuesta del FMI o del Ministerio de Economía.

Este periódico, sin embargo, averiguó quiénes de los que llegarían de Washington, Estados Unidos, junto con Sergio Chodos, el Director para el Cono Sur frente a la organización y la mano derecha del Ministro de Economía, Martín Guzmán.

A continuación se presenta una reseña de los rostros conocidos y menos conocidos de los economistas cuyos análisis serán presentados al Consejo Directivo de la Organización, donde se definirá buena parte del futuro de la economía argentina en los próximos años.

Kozack es el número uno de Argentina y trabaja codo a codo con Cubeddu, bajo el mando del mexicano Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental.

Cuando el FMI concedió el préstamo a Argentina a mediados de 2018, le dio un mandato a Werner y al italiano Roberto Cardarelli.

El fracaso del programa, que no logró contener la tendencia del tipo de cambio y provocó más inflación, pobreza y recesión en la economía, lo que resultó en la derrota electoral del ex presidente Mauricio Macri, obligó a Kristalina Georgieva de Bulgaria -directora general y diputada de la francesa Christine Lagarde- a posponer las piezas.

Antes de que Kozack se hiciera cargo de la supervisión del caso argentino, había adquirido una amplia experiencia en otros países.

El de Islandia es quizás el más importante. El estadounidense ayudó al país norteño a salir de una profunda crisis en 2008 (coincidiendo con la crisis mundial causada por las hipotecas de alto riesgo).

Entre 2009 y 2012 el economista abogó por un estricto control de cambio (acciones) en Islandia y domesticó la tormenta.

Kozack también dirigió programas en Polonia, Rusia, Lituania y Alemania y tuvo experiencia en Singapur como Director del Instituto Regional de Capacitación del FMI.

Las áreas de investigación de este economista se centran en cuestiones relacionadas con la deuda pública y las corrientes internacionales de capital, incluidas las publicaciones sobre la reestructuración de la deuda pública y los fondos soberanos.

Cubeddu es el Subdirector del Departamento de Investigación del FMI. Es doctor en economía por la Universidad de Pensilvania y fue profesor adjunto en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, España.

El venezolano, que ocupó el cargo de Cardarelli hasta el año pasado, tiene experiencia y un cierto amor por Argentina, ya que su esposa es ciudadana de ese país.

Entre 2002 y 2004 fue representante residente del FMI y trabajó durante los reinados de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner.

El jamaicano Trevor Alleyne ha estado en el puesto que ocupó en Kubeddu hace años desde 2018.

El FMI le instaló inicialmente una oficina en el tercer piso de la sede del Banco Central (BCRA) – Reconquista 266 – pero el año pasado se trasladó a 13 cuadras de distancia, en Paraguay 1178, todas en la ciudad de Buenos Aires.

El economista ha trabajado para el fondo desde 1992 (hace 28 años) y, entre otras cosas, dirigió el Departamento del Caribe de 2013 a 2017 y fue jefe de misión para Nigeria y Zambia de 2012 a 2013. Antes de eso, trabajó como Jefe de Misión para el Perú, Jamaica, Ecuador, Venezuela y Panamá.

Estos tres son los economistas más conocidos del FMI para la Argentina, aunque hay otros que se están conteniendo y son o han sido parte del análisis para el último Acuerdo de Derechos de Giro (ADG) y el próximo acuerdo que se negocie, que podría ser otro ADG o un Servicio de Fondo Ampliado (SAF).

Mariano Szafowal es argentino, licenciado en economía e historia por la Universidad de Oxford y la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Se describe a sí mismo como «terco».

se unió al FMI en octubre de 2019 y anteriormente trabajó brevemente en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Antes de eso, trabajó durante 10 años en el Banco de Inversiones UBS, una de las instituciones que recientemente asesoró al Comité de Acreedores Argentinos (ACC) sobre la reestructuración de la deuda externa de Argentina de 66.138 millones de pesos.

El italiano Paolo Dudine es otro de los economistas del FMI que están llevando el caso argentino. Desde diciembre de 2004, trabaja para la organización multilateral especializada en cuestiones fiscales.

Dudine se encarga de supervisar la evolución y las políticas fiscales y ha participado en misiones de negociación, seguimiento y examen de los programas apoyados por el FMI y los comités de supervisión.

A partir de 2014, es economista superior de la División de Asuntos Fiscales (División de Política y Vigilancia Fiscal), donde realiza investigaciones orientadas a la política sobre reformas fiscales y de pensiones.

Anteriormente, tuvo asignaciones en Asia (Malasia e Islas del Pacífico) y África (Angola y Guinea). En 2002 también trabajó para el BID.

Otros nombres que han seguido recientemente el caso de Argentina para el FMI son Federico Amui de Argentina, Dmitry Plotnikov de Rusia, Ali Abbas de Pakistán, Maral Shamloo, Eriko Togo y Joyce Cheng Wong. Es posible que algunos de ellos también lleguen al país en este momento.