Saltar al contenido

Hugo Sigman, un «diferente» entre su gente con estrechos lazos con el Kirchnerismo

Fernández defendió el aislamiento, mientras que Larreta, que insiste en las actividades de habilitación, recibió a Kicillof. Hoy verían al Presidente que mediará, pero él habría decidido extender la medida por otras dos semanas

Hugo Sigman, un

Hugo Sigman, un "diferente" entre su gente con estrechos lazos con el Kirchnerismo

Hugo Sigman ya no es uno en el micro mundo de los laboratorios, un sector que está acostumbrado a la máxima restricción.

Este psiquiatra es una especie de rebelde, un tipo diferente de empresario en este campo. Y aunque todos se preocupan por preservar sus formas, no duda en reconocer su cercanía al kirchnerismo y su pasión por el mundo del espectáculo, en el que participa a través de K&S Films, productora cinematográfica con la que ha realizado películas nacionales como «Relatos Salvajes», «Kamchatka», «El último Elvis» y «El Clan».

La figura de Sigman vuelve a flotar en el aire, ahora que, a petición de AstraZeneca y Oxford, y a través de su laboratorio mAbxience, parte del Grupo Insud, su buque insignia en el mundo de la salud, producirá la vacuna Covid-19 en Argentina.

Sigman tiene una relación muy estrecha con el gobierno. Y, por casualidad o no, una pandemia es la razón de esta estrecha relación con el entonces Ministro de Sanidad, Juan Manzur.

En 2009, en medio de la pandemia de gripe A, el empresario llegó en el momento oportuno para ofrecer una solución al gobierno de la entonces Presidenta Cristina Fernández. Ya estaba cerca del kirchnerismo, pero hubo un acontecimiento que lo cambió todo.

Argentina importó vacunas contra esta enfermedad, y en su carrera por equilibrar el comercio, tuvo que detenerse. Entonces Sigman apareció con una oferta que silenció a todos.

propuso una asociación con Novartis – de capitales suizos – para que Argentina tenga una licencia para fabricar en el país. A partir de entonces, la figura del empresario tomó un color que nunca antes había tenido.

Así como nunca tuvo ningún inconveniente en mostrar su apego al kirchnerismo, no se preocupó demasiado cuando tuvo que dejar claro que no se sentía cómodo con el gobierno de Cambiemo.

Durante los cuatro años M sus actuaciones no fueron tan frecuentes. Pero cada vez que lo hacía, dejaba claro que las cosas no se hacían como él quería.

Durante varios años Sigman decidió dividir su vida entre España (donde pasa más de la mitad del año) y Argentina. Aquí es donde tiene la base de su negocio, y de hecho casi el 70% de los ingresos del grupo provienen de allí.

Sigman – uno de los hombres más ricos del país – es sin duda la figura más cara del mundo de los laboratorios. Su centro en el mundo de los laboratorios es el laboratorio ELEA, pero también está involucrado en la silvicultura, la agricultura, la biotecnología rural e incluso los medios de comunicación.

En 1978, junto con su esposa Silvia Gold, fundó el Grupo Chemo, una empresa químico-farmacéutica que fue el punto de partida del actual Grupo Insud. Y bajo este paraguas fundó las empresas Chemo, Exeltis y la compañía de biotecnología mAbxience, que ha estado produciendo medicamentos biosimilares desde 2008 y ahora comenzará la producción de la vacuna contra el Covid-19 en su planta de Garin.