Saltar al contenido

Kulfas dijo que la contención fue «exitosa» y fijó 10 metas para la post-pandemia

El Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas evitó dar detalles sobre el paquete de 60 medidas de reactivación que va a lanzar el gobierno, pero dio algunas pistas con un decálogo de objetivos con los que busca un consenso sobre las políticas económicas.

Kulfas dijo que la contención fue

Kulfas dijo que la contención fue "exitosa" y fijó 10 metas para la post-pandemia

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que las medidas de contención para los sectores más afectados por el coronavirus, como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o el Programa de Apoyo al Trabajo y la Producción (ATP), fueron «un éxito» y abordó los 10 puntos que el gobierno pretende introducir en un «nuevo consenso económico y social».

En una conferencia del Consejo Latinoamericano organizada por la Cámara de Comercio y Servicios de Argentina (CAC), el jefe del departamento destacó que durante estos casi nueve meses el gobierno se enfrentó a una «doble crisis»: la recesión, que comenzó en 2018, y la pandemia de coronavirus, para la cual la administración nacional impuso una estricta cuarentena colectiva, dejando inactiva la mayor parte de la actividad económica.

En este contexto, Kulfas dijo que la Ley de Solidaridad y las primeras líneas de crédito tras los cambios en la política monetaria del Banco Central (BCRA) en los primeros meses de administración en los sectores de fabricación y consumo mostraron resultados positivos, pero que las mejoras debidas al virus y la contención se habían descarrilado.

«Cuando empezamos, el déficit presupuestario era del 4,5% del PIB, y las tasas de interés sobre la producción eran muy altas, tan altas que en los últimos dos años del gobierno de Macri han reducido el stock de crédito en un 50%. Queríamos poner orden en la economía, con la ley de solidaridad y las líneas de crédito para los sectores productivos, pero esto fue rápidamente superado por la crisis mundial del coronavirus», dijo.

Ante este escenario, Kulfas destacó el IFE, la ayuda ATP y los préstamos a interés reducido para las PYMES y los trabajadores autónomos como un paquete de medidas «exitosas» para mitigar los efectos de la cuarentena.

«La ATP, que alcanzó los 3,1 millones de empleados formales, los préstamos a tipo cero para 525.000 trabajadores autónomos y las demás medidas de contención representaron el 5,2% del PIB ya desembolsado por el Estado o apoyado por la financiación regulada. Esto nos ha permitido crear con éxito un marco de contención para asegurar que la actividad productiva se mantenga en pie», dijo.

El ministro no mencionó las medidas preparadas por el gobierno, que se anunciarán en los próximos días para tratar de reactivar la economía después de la pandemia una vez que se levante la cuarentena, pero sí presentó un catálogo de objetivos que pretende instalar como parte de un «nuevo consenso» de política económica.

  1. Reforzar los vínculos micro-macro para aumentar las exportaciones. «Necesitamos generar más dólares para no entrar en una crisis de la balanza de pagos», dijo Kulfas. 
  2. «No queda ningún sector productivo», dijo Kulfas, quien dijo que el gobierno debe crear las condiciones para que los segmentos más dinámicos «den el salto» y para aquellos que han tenido más dificultades para recuperarse.
  3. «Argentina es un país de falsas antinomias», dijo el ministro, ilustrando la frase con la dicotomía entre el mercado interno y el externo, dos aspectos que cree que el equipo económico quiere fortalecer.
  4. Propuesta de «directrices productivas 4.0 «Durante mucho tiempo se ha intentado que la mejor política de producción sea la que no existe, pero los países desarrollados están gastando una fortuna en una nueva política de producción 4.0», dijo.
  5. Vinculando la política de producción a la cuestión industrial.
  6. Estabilizando la macroeconomía.
  7. Reducción de la pobreza y la desigualdad mediante la promoción de la inversión.
  8. Para Kulfas es crucial reducir la «brecha de género» a través de políticas productivas.
  9. Promover la «apertura económica inteligente», sin ignorar los sectores que «pueden mostrar cierta vulnerabilidad», aunque Kulfas evitó hablar de «protección». «Durante mucho tiempo se creyó que los mercados debían abrirse sin una política específica», dijo.
  10. Impulsando la economía regional

Financiación y otros tres ejes

Más tarde, Kulfas también asistió a la conferencia de la IAEF, donde explicó que los 500 millones de pesos de financiación que la Argentina recibió del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se utilizarían para financiar a las PYMES y microempresas a través de garantías, cuotas subvencionadas y otros incentivos proporcionados por el Fondep.

Con respecto a una consulta sobre las 60 medidas mencionadas, el Ministro evitó dar detalles de nuevas medidas.

«Tenemos un desafío que es sistémico, si logramos destinar más recursos financieros a la producción, y que contribuye a mejorar la dinámica de las exportaciones y todas las actividades productivas que permiten ahorrar divisas significaría un aporte desde lo productivo y microeconómico a lo macroeconómico», dijo el funcionario.

Y añadió: «El tamaño del sistema financiero, muy pequeño, nunca ha superado el 16% del PIB, ni siquiera en períodos de mayor crecimiento, debido a las dificultades que tenemos para canalizar los ahorros en el mercado de capitales. Una parte importante de los ahorros no está en el sistema bancario, es un problema a largo plazo, llevará tiempo revertirlo. Pero también tenemos otro problema más a corto plazo, que es canalizar la liquidez del sistema hacia proyectos productivos.