Saltar al contenido

La ciudad discute la liberación del transporte público

Los equipos técnicos están trabajando en una propuesta que se presentará a la Oficina Nacional del Gabinete. Están buscando pasajeros para viajar de pie en los autobuses

La ciudad discute la liberación del transporte público

La ciudad discute la liberación del transporte público

Con la reactivación de casi el 100% de los polígonos industriales, el progresivo retorno de los estudiantes a la escuela cara a cara y, como se definió ayer, el fin de las restricciones a la actividad profesional, la Ciudad de Buenos Aires ha comenzado a examinar la posibilidad de liberar el transporte público, que hoy sólo puede ser utilizado por el personal esencial autorizado a circular, con capacidad limitada.

Fuentes de Buenos Aires confirmaron a El Cronista que los equipos técnicos están trabajando en la propuesta que se presentará a la Oficina del Gabinete Nacional para que el transporte público de Buenos Aires pueda transportar más pasajeros.

La principal restricción se aplica actualmente a los autobuses que sólo pueden llevar pasajeros sentados. Una vez que se cumpla esta cuota, no podrá subir más gente al autobús hasta que los asientos estén libres. Con esto en mente, la ciudad está trabajando en un nuevo protocolo que podría establecer un número máximo de pasajeros que pueden viajar de pie.

Si seguimos en esta dirección, queda por definir qué pasará con el metro. En la actualidad, sólo atiende a los trabajadores más importantes y ofrece sólo servicios limitados, ya que no se detiene en todas las estaciones.

Según el Informe de Movilidad, que realiza diariamente el gobierno de Buenos Aires en el contexto del aislamiento, los autobuses, que realizan el 80% de los desplazamientos en transporte público, transportaron 3.690.000 pasajeros el miércoles, un 9% más que la semana pasada. Esto representa el 51% de las personas transportadas en un día normal antes de la cuarentena.

Por otra parte, el Gobierno de Buenos Aires levantó las restricciones de día, hora y tráfico según el último número de la cédula de identidad, que se aplicaban al ejercicio de una actividad profesional en el área de Buenos Aires. Sólo se mantiene el requisito de inscripción previa en el servicio público y, hasta nuevo aviso, no podrán utilizar el transporte público.

Mientras tanto, en vísperas de un nuevo anuncio sobre la extensión de la cuarentena, Alberto Fernández recibirá a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof en la residencia Olivos mañana a las 10 de la mañana para determinar cómo se seguirán las medidas para combatir la pandemia. Se especula que la AMBA podría pasar del aislamiento a medidas de distanciamiento social.