Saltar al contenido

La deuda local cierra el alivio de u$s 42.500 millones

Este martes es la fecha límite para unirse en la etapa inicial y cobrar más interés. Esperan una participación cercana al 100%. El Banco Central ganará poder para intervenir con unos 7666 millones de pesos y bajar el dólar.

La deuda local cierra el alivio de u$s 42.500 millones

La deuda local cierra el alivio de u$s 42.500 millones

El canje de deuda en dólares con la legislación local por 41.715 millones de pesos, con igualdad de trato a los acreedores en lo que respecta a la reestructuración de los títulos en virtud del derecho extranjero, tendrá su primer hito mañana, al final del período de adhesión anticipada.

Este martes 1 de septiembre a las 20.00 horas, los intereses acumulados no estarán disponibles hasta el viernes 4 de septiembre, el edulcorante que tentó a los inversores; la oferta permanecerá abierta hasta el martes 15 de septiembre, con la posibilidad de pesificar parte de las participaciones y convertirlas en valores ajustados a la inflación (CER).

La expectativa oficial es que la participación en este tramo sea cercana al 100%, ya que los valores a convertir no tienen Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) y los tenedores de bonos no tienen tantas oportunidades de demandar en los tribunales nacionales.

Pero lo más importante de esta operación es su impacto. El 55% de la deuda estaría en manos privadas y el 45% en el sector público, predominando el Banco Central (BCRA) y el Fondo de Garantía de Sostenibilidad (FGS) de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

A partir de este viernes 4 de abril, con la emisión de los nuevos títulos, la Autoridad Monetaria tendrá el poder de controlar el mercado de divisas vendiendo bonos si es necesario.

Según los cálculos del asesor financiero Diego Sacerdote, el BCRA tendría 7666 millones de pesos disponibles para intervenir en el mercado y bajar los precios del dólar paralelo.

En este caso, aclara, tendría que vender los bonos de 2030 a empresas privadas y aumentaría el monto total de la deuda al cambiar de acreedores.

Entre las dos reestructuraciones, Argentina recibirá un alivio financiero de 42.500 millones de pesos en cinco años y 37.700 millones de pesos para 2030.

El servicio de la deuda, sin embargo, volverá a ser muy importante entre 2028 y 2035.

Aparte de los pagos a las organizaciones multilaterales y la deuda intrasectorial, el Tesoro tendrá vencimientos de más de 5.000 millones de pesos al año a partir de 2025 y casi 10.000 pesos al año a partir de 2028.

En septiembre comienza otro capítulo. El martes 29, el primero de los tres bonos en dólares será llamado hasta 500 millones de pesos cada uno (un total de 1500 millones de pesos) para eliminar los fondos extranjeros, cuya demanda «natural» de dólares existe, de la curva del peso argentino.

Pacific Investment Management Company (PIMCO) y Franklin Templeton Resources podrían figurar aquí, aunque las subastas están abiertas a cualquiera, incluidos los acreedores locales.