Saltar al contenido

La recaudación aumentó un 43,9% en octubre, siete puntos por encima de la inflación

El Ministerio de Economía publicó los ingresos fiscales del mes pasado, que marcaron un nuevo aumento por encima de la inflación interanual. Fuerte aumento de los beneficios debido a la recaudación prevista del 35% y a la recuperación del IVA, aunque sigue estando en números rojos en términos reales.

La recaudación aumentó un 43,9% en octubre, siete puntos por encima de la inflación

La recaudación aumentó un 43,9% en octubre, siete puntos por encima de la inflación

Los ingresos fiscales totales en octubre ascendieron a 642.104 millones de pesos y volvieron a aumentar en términos reales, en un 43,9% en comparación con el mismo mes de 2019, cifra siete puntos superior a la tasa de inflación interanual estimada en un 37% para el mismo período, según el Ministerio de Economía.

Este es el segundo mes desde el comienzo de la cuarentena en el que los ingresos fiscales aumentaron más rápidamente que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), lo que demuestra la flexibilización de facto de la actividad económica.

En septiembre, los ingresos tributarios aumentaron un 43,7% en comparación con una tasa de inflación del 36,6% interanual, lo que no tiene precedentes en 2020, teniendo en cuenta que los últimos meses de crecimiento real de los ingresos tributarios fueron noviembre y diciembre de 2019, con aumentos interanuales del 58,2% y el 53,9%, respectivamente, que apenas superaron la fluctuación del IPC en ese momento.

En esta ocasión, el impuesto sobre la renta fue la principal fuente de ingresos, debido a los adelantos recibidos por la compra de dólares y los pagos con tarjeta en moneda extranjera, sobre los que se impuso una percepción del 35%.

En octubre, este canal de recolección aumentó en un 76% y recaudó más de 140.000 millones de pesos o el 21% del total, mientras que en el mismo mes de 2019 representó menos del 18% del total. De hecho, el componente fiscal de los beneficios aumentó en un 81,2%, impulsado por un aumento del 26% de los derechos de aduana, que de todos modos es mucho menos representativo.

El impuesto al valor agregado (IVA) volvió a subir por debajo de la tasa de inflación, pero cada mes reduce más su deterioro real: mientras que creció a una tasa de menos del 12% entre abril y agosto, subió al 22,8% en septiembre y al 28,6% en octubre.

El IVA, una de las actividades económicas más sensibles, se ha embolsado 188.018 millones de pesos, sólo un 33% más que los beneficios. En octubre de 2019 la diferencia fue del 82%, lo que muestra la importancia relativa de este último impuesto en las cifras del mes pasado.

El impuesto sobre los débitos y créditos en cuenta corriente, otro impuesto estrechamente vinculado a la economía real y más conocido como el impuesto sobre los cheques, creció un 25,8%, también menos de 10 puntos por debajo de la inflación, al igual que el IVA.

El impuesto de PAÍS, que había aumentado meteóricamente desde mayo debido al creciente número de personas que utilizaban su cuota de compra de 200 pesos en el MULC, fue golpeado duramente por el endurecimiento de la horquilla que redujo el universo con derecho a comprar moneda extranjera en los bancos en casi un 80%.

Si bien había recaudado alrededor de 20.000 millones de pesos en los últimos meses, ahora ha recaudado apenas 8527 millones de pesos y ha acumulado 118.996 millones de pesos a lo largo del año.

La riqueza privada aumentó en un 592%, un crecimiento que se sintió en todos los meses del año debido al aumento de las tasas y a los cambios regulatorios con el cambio de gobierno, poniendo 38.884 millones de pesos en el bolsillo.

Los derechos de importación y las tasas estadísticas aumentaron sólo un 7,6% interanual hasta 20.713 millones de pesos, cifra muy baja si se tiene en cuenta el aumento de las tasas que se produjo con la Ley de Solidaridad. Mientras tanto, los derechos de exportación aumentaron sólo un 1,8% a 39.472 millones de pesos.

En cambio, los impuestos internos copagos mostraron un sólido crecimiento, aumentando un 46,4% a 14.108 millones de pesos.