Saltar al contenido

«Ladrón de la Nación»: Cristina demanda a Google porque aparece con ese cargo en el buscador

Esto se debe a que el motor de búsqueda indicó que el cargo que actualmente ocupa el ex presidente mostraba la leyenda "Ladrona de la Nación". Si las acciones prosperan y se impone una indemnización por los daños y perjuicios causados, las sumas recibidas serían "donadas en su totalidad al Hospital Infantil Sor María Ludovica de la ciudad de La Plata".

"Ladrón de la Nación": Cristina demanda a Google porque aparece con ese cargo en el buscador

Esta mañana, la vicepresidenta de la nación, Cristina Kirchner, a través de sus abogados, hizo una presentación legal ante el Tribunal Federal de Asuntos Civiles y Comerciales para solicitar un dictamen pericial informático urgente contra Google como prueba anticipada. ¿La razón? El motor de búsqueda indicó que el cargo que actualmente presentaba el ex presidente contenía la leyenda «Ladrona de la Nación».

El 17 de mayo de 2020, poco después de la medianoche, el diario nuestras fuentes publicó una nota en su sitio web informando que el buscador Google había – como dijo el séquito del vicepresidente – «puesto una leyenda infame en el lugar donde iba a aparecer el cargo que actualmente ocupa Cristina Fernánez de Kirchner».

Después de la presentación, se envió una declaración del séquito del Vicepresidente, en la que se argumentaba que la presentación jurídica tenía por objeto «preservar los datos proporcionados, entre otras cosas para calcular los daños causados y la operación destinada a violar los derechos personales de Cristina Fernánez de Kirchner».

En este sentido, los abogados del ex senador exigen que «se tomen todos los medios necesarios para descargar y almacenar todos los datos relacionados con el nombre de Cristina Fernández de Kirchner y Cristina Kirchner, desde el 17.05.20 hasta la fecha de redacción de la presente opinión, resultante del contenido del Panel de Conocimiento del buscador ‘Google’ de una persona destacada».

También solicita que se explique «de manera clara y precisa» cómo se ha producido esta publicación, cuánto tiempo ha estado activa, cuántas opiniones, visitas e interacciones ha tenido, qué medidas ha tomado la empresa en relación con ella y todas las interacciones entre el 17 y el 23 de mayo de 2020, entre otros requisitos.

Según el entorno de CFK, la carta destaca que el propio motor de búsqueda afirma tener 3.000 millones de visitas al día y, por lo tanto, sólo «la propia empresa tiene acceso a datos sobre cuántas personas han visto o interactuado con estos mensajes maliciosos e infames, por lo que los conocimientos informáticos solicitados son cruciales».

Además, el texto añade que «estos ataques y mentiras han sido sufridos en otras ocasiones por adversarios malintencionados, pero nunca han sido cometidos directamente por el motor de búsqueda de Internet utilizando su propia plataforma, bajo su propia responsabilidad y dentro de su propio ámbito de acción». «En resumen, Google ha publicado en su plataforma y bajo su responsabilidad información falsa y ofensiva sobre Cristina Fernández de Kirchner, profanando su nombre, imagen y honor».

Destino de los fondos

De acuerdo con el comunicado del ex gobernador, si las acciones son exitosas y se impone una compensación por los daños causados a Cristina Fernández de Kirchner, las sumas recibidas serán «donadas en su totalidad al Hospital Infantil Sor María Ludovica de la ciudad de La Plata».

Por cierto, recordaron que CFK tomó «la misma decisión» para indemnizarlo por las decenas de miles de euros que el periódico italiano Corriere Della Sera tuvo que pagarle cuando fue condenado por tribunales de la misma nacionalidad «por publicar mentiras perjudiciales contra él».

La denuncia – según el comunicado – también pretende desencadenar el siguiente debate: ¿Hay algún tipo de defensa para las personas que son víctimas de este tipo de acción por parte de un gigante de la informática como Google?

Para responder: «Cuando se disparan mentiras y calumnias desde plataformas masivas, su propagación no tiene límites, no se puede detener y el daño que infligen a los calumniados parece incalculable».

En conclusión, afirmaron que «la presentación intenta establecer un criterio jurídico que garantice la protección de los derechos y la privacidad de todos los hombres y mujeres argentinos».