Saltar al contenido

Las empresas «desregulan» el pago de bonos y se cruzan con los gremios

Las empresas de todas las industrias pagarán a plazos, dejando de lado incluso las opciones oficiales como la de pedir un préstamo para pagar a tiempo. Los sindicatos se niegan a aceptar esta modalidad.

Las empresas

Las empresas "desregulan" el pago de bonos y se cruzan con los gremios

La forma de pago de la bonificación se deja finalmente a la creatividad de los empleadores, una situación que ya empieza a hacer ruido.

Después de que fracasaran los intentos del gobierno de introducir un ATP específicamente diseñado para el pago y el ejecutivo decidió que todas las empresas podían compartirlo, se decidió, al menos en la práctica, que cada empresa acordaría el formulario con los empleados.

Mientras que las empresas con más atrasos pagan el salario anual adicional (SAC) de una sola vez, las que más sufren la inactividad causada por el aislamiento obligatorio lo harán en hasta seis cuotas.

Esto creará gradualmente riesgos para los empresarios y los sindicatos que no aprueben el incumplimiento de la ley. Con algunas excepciones, no aceptan el fraccionamiento del pago.

«Cada empresa llegará a un acuerdo con su empleado. Por desgracia, la situación en la que nos encontramos es muy difícil, ya que muchas tiendas han cerrado y otras que probablemente harán lo mismo en los próximos días. Las opciones que teníamos no eran demasiado numerosas y trataremos de pagar en cuotas», dijo Mario Grinman, jefe de la Cámara Argentina de Comercio, que incluye a las pequeñas empresas que llevan casi 100 días en el negocio.

En este caso, por ejemplo, los empleados de las cadenas de supermercados – que no han dejado de trabajar – reciben su bono de Navidad de la manera normal, aunque los de las pequeñas tiendas no tienen tanta suerte.

El sindicato entiende esta situación, pero advierte que no se ha firmado ningún acuerdo con las empresas para utilizar un mecanismo distinto al exigido por la ley. También insisten en que la solicitud debe ser pagada inmediatamente.

La situación de las empresas de alimentos es diferente. En general, no ha habido una disminución de la actividad en este ámbito, por lo que es más probable que se considere el pago escalonado. Aunque ha habido una solicitud de Copal – la cámara que reúne a las empresas de la región – para adoptar esta variable, la realidad muestra que algunos pagarán el dinero a tiempo y en la forma correcta, aunque otros están pidiendo una división.

«Pagaremos el 100% como lo hacemos cada año, pero no podemos esperar que todos estén en la misma forma. Es cierto que el sector alimentario lo pasa mejor que otros durante el período de aislamiento, pero eso no significa que su situación sea ideal», dijo un empresario del sector.

Héctor Morcillo, jefe de la Federación Nacional de Industrias Alimenticias, dijo a El Cronista que si las empresas son tratadas como un sector esencial, no deben tener excusas para no pagar a tiempo. «Se debe pagar la totalidad, aunque a partir de ahora, si hay una situación específica, se analizará. La Cámara quiso dividir el pago contra una suma miserable y no fue aceptada. Esperaremos a la fecha de pago y si hay problemas, los reportaremos. La actividad está funcionando», dijo el jefe.

La construcción tampoco registró actividad durante varias semanas, por lo que las variables no son muchas. En abril, su actividad disminuyó en más de 86%, y tal vez el pago a plazos se convierta en la moneda común, aunque no se firme ningún acuerdo con la UOCRA.

Desde el punto de vista empresarial, refuerzan la idea de que no hay mayores opciones que el departamento de SAC, especialmente en empresas con fuerte implicación en la zona del AMBA, donde las actividades están todavía restringidas hoy en día. Sin embargo, se ha observado una desaceleración en el interior del país, pero en algunas provincias la actividad se reanudó hace unas semanas.