Saltar al contenido

Las provincias perdieron 185.300 millones de pesos en coparticipación este año.

Recibieron del Tesoro por ese concepto 1.350 millones de pesos en lo que va de 2020. El Programa de Emergencia Financiera Provincial (PEFP) fue implementado sólo en un 56%.

Las provincias perdieron 185.300 millones de pesos en coparticipación este año.

Las provincias perdieron 185.300 millones de pesos en coparticipación este año.

En los primeros ocho meses de 2020, las transferencias automáticas a las provincias para el reparto de impuestos se acumularon por valor de 1.350 millones de pesos y fueron 185.300 millones de pesos por debajo del presupuesto.

Esta cifra se registró a pesar de que las transferencias en agosto fueron 858 millones de pesos por encima del presupuesto.

El mes pasado fue el primero desde noviembre de 2019 con cifras más altas que las estimaciones previas, según un informe de la consultora Aerarium.

Las transferencias acumuladas tuvieron un aumento nominal del 28,4% y un descenso del 11,7% en términos reales.

Mientras tanto, la mejora real del 2,3% en agosto es «claramente positiva para las finanzas de las provincias y los municipios», según Aerarium, pero «no hay que olvidar que el impulso no responde a una recuperación de los niveles de actividad y del consumo privado».

Según el consultor, esto ocurrió debido al aplazamiento en el calendario de la presentación de las declaraciones juradas (y su correspondiente pago) de los impuestos sobre las ganancias y los bienes personales correspondientes al período fiscal de 2019 de las personas y las herencias indivisas originalmente adeudadas en junio.

«Si analizamos la evolución del IVA (derivado de las transferencias), encontramos que el impuesto en cuestión tiene una expansión nominal del orden del 10%, similar a la del bimestre junio/julio, y es fuertemente negativo en términos reales», señala el informe.

«En otras palabras, el nivel de actividad está todavía lejos de recuperarse, por lo que si aislamos los efectos del cambio en el calendario de vencimientos, la dinámica de las transferencias habría mantenido el rendimiento de los meses anteriores, que se revisa con los datos de septiembre, más allá de las posibles mejoras en el margen», añade.

En cuanto al presupuesto, Buenos Aires no recibió 36.297 millones de pesos, Santa Fe 15.142 millones de pesos, Córdoba 14.944 millones de pesos y la Ciudad de Buenos Aires 12.501 millones de pesos.

Por otra parte, el Programa de Emergencia Financiera Provincial (PEFP), que incluye una asignación de fondos por un total de 170.000 millones de pesos, no se aplicó en agosto y apenas compensó el 56% de las pérdidas causadas por la cuarentena.

Según Aerarium, en comparación con la disminución de la coparticipación de 156.832 millones de pesos entre marzo y agosto (el período de cuarentena), el ejecutivo nacional compensó esta pérdida con 87.850 millones de pesos del PEFP.