Saltar al contenido

Los distribuidores de gas en garrafas piden medidas urgentes: están al borde de la quiebra

Informaron que están en estado terminal. Alerta por posible escasez.

Los distribuidores de gas en garrafas piden medidas urgentes: están al borde de la quiebra

Los distribuidores de gas en garrafas piden medidas urgentes: están al borde de la quiebra

La Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (CADIGAS) informó que «debido a las altas pérdidas acumuladas por trabajar con márgenes muy inferiores a los requeridos para cubrir los costos de operación, unas 180 PYMES se encuentran en una etapa terminal de quiebra», advirtiendo a la población del «inminente peligro de falta de insumos críticos para 10 millones de personas que viven en zonas vulnerables en todo el país».

«Representamos a numerosas empresas de capital nacional que ya no tienen suficiente para sobrevivir, que amenazan el suministro de gas y el empleo de 3.000 personas porque se han acumulado deudas imposibles de gestionar sin la intervención del gobierno. La realidad es que por cada garrafa vendida, perdemos un tercio de su valor, lo cual es absolutamente insostenible», dijo la compañía.

«En los últimos cinco años, los costos han aumentado en un 435%, mientras que sólo hemos podido transmitir una actualización del 140%. La inflación nos está consumiendo y las pérdidas acumuladas a lo largo del tiempo no sólo han destruido la rentabilidad sino también la capacidad de mantenernos en pie ya que estamos al borde de la quiebra, dejando al sector al borde de la extinción», dijeron al pleno.

«Además del fuerte aumento de los costos que hemos visto en este período, la situación este año se ha visto exacerbada por los excesos de costos resultantes de las medidas de bioseguridad aplicadas durante la pandemia, lo que ha aumentado aún más las pérdidas sufridas», subrayaron en CADIGAS

«Estamos levantando nuestra voz con una reivindicación legítima, Con la última esperanza de ser escuchados por las recién nombradas autoridades de la Secretaría de Energía, CADIGAS señaló que, como hemos reunido varias soluciones en el pasado y actualmente no podemos lograr resultados, estamos ahora en condiciones de aliviar la deprimente situación del sector donde los distribuidores están al borde del colapso operacional. Tenemos un problema y también queremos traer instrumentos para resolverlo.

«Pedimos a las autoridades que entiendan que la base de nuestros empleados está formada por empresas familiares que realizan actividades esenciales cada día en medio de una emergencia sanitaria, proporcionando un producto crítico para millones de residentes necesitados. Será imposible para los hogares modestos del país obtener gasolina de una garrafa si nuestra actividad desaparece», dijeron en la entidad.

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), del total de 12,2 millones de familias del país, casi 5 millones (41%) utilizan gas envasado en provincias como Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Corrientes, Misiones, Formosa, Tucumán y Mendoza, entre otras.