Saltar al contenido

Los ingresos de agosto aumentaron un 33%, casi 10 puntos menos que la inflación

Los ingresos fiscales de agosto aumentaron en más de un 33% y mostraron un mejor rendimiento que en los meses de cuarentena anteriores gracias a la ampliación de los plazos anuales para el octavo mes del año. Sin embargo, el cese de la actividad se notó en el IVA.

Los ingresos de agosto aumentaron un 33%, casi 10 puntos menos que la inflación

Los ingresos de agosto aumentaron un 33%, casi 10 puntos menos que la inflación

La recaudación en agosto ascendió a 612.146 millones de pesos, un 33,5% más que en el mismo mes del año anterior, informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), lo que representa una disminución real de entre el 5% y el 7%.

Aunque el aumento sigue siendo muy inferior a la tasa de inflación anual, el cambio representa una recuperación de los aumentos de los meses anteriores de cuarentena, que se explican principalmente por los ingresos procedentes de los saldos de los impuestos sobre la renta y el patrimonio anuales ampliados.

La recaudación había aumentado un 24% en julio y un 20,1% en junio, mientras que en abril y mayo los efectos de la parálisis económica se hicieron sentir con mayor fuerza, con fluctuaciones de sólo el 11,6% y el 12,4% respectivamente.

Teniendo en cuenta el hecho de que, según estimaciones privadas, la inflación en agosto fluctuó entre el 2,5% y el 3%, la variación interanual fue de casi el 41% y el crecimiento de los ingresos en agosto fue entonces entre 7 y 8 puntos porcentuales más bajo.

La gran contribución provino del lado de las ganancias y los bienes personales, cuyos vencimientos anuales el año pasado se calcularon en julio, por lo que la base de comparación es menor. Además, el impuesto sobre el patrimonio dio lugar a un aumento significativo de los tipos impositivos, y el tipo más alto pasó del 0,25% al 1,25%, lo que representó una carga adicional para los activos en el extranjero.

Los beneficios ascendieron a 141.115 millones de pesos, un 37,4% más que en agosto de 2019, lo que supone un gran avance con respecto a los aumentos registrados en la cuarentena, todo ello en cifras de un solo dígito y más de 30 puntos por debajo de la inflación.

Los contribuyentes destacaron que la falta de fondos hizo que muchos contribuyentes que tenían que pagar en agosto hicieran frente a sus obligaciones mediante planes de pago que preveían el pago a cuenta y la cancelación a plazos, por lo que la recaudación de este impuesto aumentó considerablemente pero se mantuvo por debajo del aumento del índice de precios.

Mientras tanto, la riqueza privada ha recaudado 43.879 millones de pesos, casi ocho veces la cantidad recaudada en el mismo mes del año pasado, a pesar de haber visto ya un crecimiento porcentual de tres dígitos debido a los cambios en la legislación.

El IVA, por otra parte, sólo recaudó 157.977 millones de pesos, continuando la tendencia a la baja de los meses anteriores, con el IVA aumentando sólo un 11,7% después de deducir los ingresos, un deterioro real de más del 20%. En junio había aumentado un 11% y en julio un 10,1%.

A diferencia de los meses anteriores, el componente fiscal aumentó más que el componente aduanero: 14,5% y 6,4% respectivamente, aunque esta cifra sigue estando muy por debajo de la evolución del índice de precios.

En agosto, la extensión de la cuarentena para todo el mes tuvo un impacto, pero también el endurecimiento que tuvo lugar en julio, lo que significó que las tiendas tuvieron un menor volumen de ventas que en mayo, por lo que la base imponible fue menor.

Además, los saldos de IVA diferido de muchas PYMES sobre su volumen de negocios tuvieron que ser pagados en mayo, mes durante el cual las restricciones iniciales siguen aplicándose a muchos sectores en varias zonas del país.

El Tesoro, por su parte, recibió 21.889 millones de pesos del impuesto PAIS y se mantuvo en el nivel de julio, que había establecido un récord debido a la alta demanda de dólares de la gente que pagó el 30% de la carga. En lo que va de año ha recaudado casi 90 mil millones de pesos.