Saltar al contenido

Marcó del Pont justificó las nuevas restricciones de intercambio: «La producción y el empleo son privilegiados».

Ayer, el Gobierno estableció que la compra de divisas para el acaparamiento así como las compras con tarjetas de crédito y débito que se cancelen en divisas, estarán cubiertas por una tasa del 35% a cuenta de las Ganancias y Bienes Personales así como el impuesto PAIS.

Marcó del Pont justificó las nuevas restricciones de intercambio:

Marcó del Pont justificó las nuevas restricciones de intercambio: "La producción y el empleo son privilegiados".

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, destacó hoy que las nuevas medidas de la agencia «son coherentes y, como todo lo que hace el gobierno, apuntan a privilegiar el trabajo y la producción».

Ayer, el gobierno estipuló que la compra de divisas para el acaparamiento y la compra de tarjetas de crédito y débito canceladas en moneda extranjera estará cubierta por una tasa del 35% sobre las ganancias y los activos privados, así como el impuesto PAIS.

Superbuck clamping: ¿qué hace la resolución AFIP, que es la…

En una entrevista con el Telefé de Córdoba, Marcó del Pont señaló que «las medidas están destinadas a resolver un problema estructural en la Argentina relacionado con la falta de dólares para lo cual es necesario aumentar las exportaciones.

«No debemos olvidar que estamos en una crisis global muy profunda, las exportaciones están cayendo en toda la región. Estoy asistiendo al Consejo Argentino de la Agroindustria y en estas reuniones estamos trabajando en medidas para que el sector exporte más, pero eso lleva tiempo», dijo.

Para el titular de la AFIP, el desafío estructural histórico del país es el desarrollo, y eso significa «cambiar nuestro perfil de la matriz de producción, haciéndola más industrial y adaptada al sector agrícola».

Marcó del Pont subrayó la necesidad de poner las medidas en contexto, lo que también tiene que ver con el presupuesto de 2021 y la moratoria de 2020 que se lanzó hoy.

«En las estimaciones presupuestarias, que constituyen una hoja de ruta, uno de los objetivos del presupuesto es volver a crecer el próximo año. El presupuesto prevé un crecimiento de entre el 5 y el 6%, y esto supone que tenemos dinero de los impuestos y dólares.

«Para volver a crecer es necesario quitar la mochila muy grande que tiene el sector productivo», añadió el funcionario.