Saltar al contenido

Para los analistas, la inflación en agosto aumentó más del 2,5% y se espera que se acelere

El miércoles, el Indec dará a conocer la cifra de agosto, que las consultoras ya ven más cercana al 3% que al 2% y consideran que es el primer paso de una espiral hacia el final del año.

Para los analistas, la inflación en agosto aumentó más del 2,5% y se espera que se acelere

Para los analistas, la inflación en agosto aumentó más del 2,5% y se espera que se acelere

Este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó los datos de la inflación de agosto, una cifra que los analistas y consultores vieron por encima del 2,5% y cerca del 3%, un salto significativo desde el 1,9% de julio.

La inflación acumulada en lo que va de año es del 15,8% y si se cumplen las estimaciones de las encuestas privadas, alcanzaría casi el 19%. Los índices de precios (IPC) de FIEL, EcoGo y Ecolatina subieron un 2,6% en agosto, mientras que el índice de precios de OJF aumentó un 2,7% y el índice de precios de Seido un 3,5%. El índice FIEL se realiza en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y el resto en el área del Gran Buenos Aires.

Pero lo más destacado del mes pasado pasó por las mediciones básicas, que no tienen en cuenta los precios regulados (como las tarifas de los servicios públicos) o la estacionalidad, que oscilaron entre el 3% y el 3,6% para las cinco empresas consultoras mencionadas.

Con respecto a septiembre, las señales ya apuntan a un posible aumento adicional en comparación con agosto, que podría ser superior al 3%.

El IPC semanal de

FIEL fue del 1% en la primera semana de septiembre comparado con la semana anterior y es el segundo valor semanal más alto desde la primera semana de marzo. Sólo se supera en la primera semana de agosto, que fue del 1,1%, pero posteriormente se ajustó el FIEL en un 1,3%.

Además, la encuesta del Banco Central (BCRA) sobre las expectativas de mercado de las empresas consultoras privadas (REM) a principios de mes dio un pronóstico de inflación del 3,3% para septiembre y del 3,7% para octubre.

Eric Paniagua de la consultora EPyCA cree que la cuarentena se está relajando un poco debido al coronavirus, ya que la movilidad aumenta en la primera mitad de septiembre y se abren instalaciones cerradas como bares y restaurantes. «En la última evaluación del Indec, el número de restaurantes se atribuyó al número de personas de la zona, es posible que veamos un aumento de precios allí en el momento en que se pueda evaluar plenamente», dijo.

también destacó el efecto «cascada» que tendrá el aumento del precio de la gasolina de hace unas semanas en septiembre, aunque se trata de un ligero aumento de unas pocas décimas.

Matias Rajnerman de Ecolatina explicó mientras tanto que se estima que el IPC aumentará un 4% mensual durante el resto del año, a pesar de las tasas congeladas y la ausencia de paridad salarial relacionada con el tipo de cambio.

En este punto, menciona dos factores: una devaluación del peso, que muy probablemente alimentaría el proceso inflacionario, y por otro lado, un endurecimiento de las restricciones a las empresas para comprar divisas para pagar las importaciones, lo que obligaría a las empresas a recurrir a la cotización paralela de la moneda y podría aumentar los precios.

«Si el Banco Central llega a extremos, no por la abolición de la cuota de 200 pesos, sino por el envío de muchas empresas a importar con el dólar paralelo, se reforzaría la dinámica de la Comunicación A «7030», en la que algunos artículos pueden importarse con el dólar a 75 pesos y hay otros, que tienen que utilizar sus propias 130 pesos de dólares», explicó Rajnerman, refiriéndose a las regulaciones del BCRA que, a finales de mayo, estipulaban que las empresas debían solicitar al BCRA un permiso para acceder al tipo de cambio oficial en el MULC.