Saltar al contenido

Plan de gas: el Gobierno perfecciona el decreto para permitir la licitación

El decreto del plan de reactivación de la producción se publicaría "en pocos días". El precio máximo es de 3,35 pesos por millón de BTU y las subvenciones cubrirán la diferencia entre el costo y lo que se transfiere a las tarifas.

Plan de gas: el Gobierno perfecciona el decreto para permitir la licitación

Plan de gas: el Gobierno perfecciona el decreto para permitir la licitación

El ministro de Energía, encabezado por Darío Martínez de Neuquén, envió este fin de semana a las empresas el texto del proyecto de plan Gas 4 con el que el gobierno pretende frenar la caída de la producción, reactivar la joya de Vaca Muerta y evitar que las importaciones se disparen en los próximos años.

El plan para impulsar la producción de gas natural de Argentina con un esquema de oferta y demanda 2020-2023, cuyo borrador acordó El Cronista, se oficializaría por decreto «en pocos días», según una fuente oficial. Lo más probable es que esta semana.

En su espíritu, es muy similar al programa de gas 2020-2024, que se presentó en agosto pero no se hizo oficial.

El Estado es responsable de subvencionar la diferencia entre el precio del gas en el punto de entrada al sistema de transporte (PIST) – al por mayor o en la boca del pozo – que se transfiere a las tarifas, y los costos incurridos en el proceso de licitación, que debe llevarse a cabo en un plazo máximo de 10 días para cumplir con el inicio del período base fijado para el 1 de noviembre de este año.

Los subsidios a la demanda (no a la oferta, ya que los precios serán el resultado de una licitación) oscilarán entre 1 y 1,50 pesos por millón de BTU, con un costo de alrededor de 1491 millones de pesos en el primer año.

Sin embargo, esto supone que no habrá traspaso de los costos a los aranceles, lo cual es aún incierto.

Según el Ministro de Economía Martín Guzmán, los aranceles aumentarán en 2021 de acuerdo con la inflación (el presupuesto de 2021 prevé un 29%).

Este porcentaje podría rearmar la caja de los transportistas y distribuidores, que representa alrededor del 40% de las facturas recibidas por los usuarios, sin incluir los impuestos.

Como tope, el gobierno fijó un precio de 3,35 pesos por millón de BTU, ajustado a un valor actual neto (VAN) del 10%, que es sólo unos 5 centavos por debajo de la versión anterior del sistema.

Esto resulta en un precio efectivo de $3.70s para la Cuenca Neuquina, donde se encuentra la Formación Vaca Muerta, como anunció Martínez en notas de prensa desde el jueves.

Los consultores y analistas del mercado de la energía creen que es muy posible que los precios resultantes de las licitaciones estén muy cerca del máximo, ya que las compañías petroleras que estén por debajo de estos valores -dicen- no alcanzarán el costo de reposición.

En otras palabras, el punto de equilibrio medio de los mejores campos de Vaca Muerta es de alrededor de 3 pesos por millón de BTU, valor que sigue siendo lo suficientemente alto como para competir con los principales productores de gas como los Estados Unidos, Qatar y Australia y para exportar los excedentes a China, India, Japón y Europa, los principales centros de consumo.

En la actualidad, las empresas distribuidoras pagan a las compañías petroleras un precio efectivo de poco más de 2,4 pesos por el suministro de gas a los hogares y las empresas.

Y como el valor «real» resultante de una subasta anterior en febrero de 2019 es de un promedio de 4,62 pesos, ponderado al tipo de cambio de 41 pesos por dólar, el precio efectivo seguirá disminuyendo a medida que el peso siga depreciándose frente al dólar y el tesoro tendrá que deducir más subsidios para asegurar la cadena de pago.

Ante una posible crisis fiscal o una ruptura de la cadena de pago, el Estado se compromete a «crear un sistema de garantía» para cubrir lo que los usuarios no pagan a los distribuidores.

En cada caso, Metrogas advirtió hace un mes que no pagaría alrededor de 7.500 millones de pesos por el gas que le entregaron las compañías petroleras en junio, julio y agosto.