Saltar al contenido

Reforma judicial: el Senado le dio media sanción

A pesar de la negativa de la oposición, el gobierno logró aprobar el proyecto con 40 votos a favor y 26 en contra para ser entregado a los diputados.

Reforma judicial: el Senado le dio media sanción

Reforma judicial: el Senado le dio media sanción

Después de la medianoche del jueves al viernes, el Senado aprobó el proyecto de reforma judicial, que está siendo promovido por el gobierno. A pesar de la negativa de la oposición a apoyar el texto, el gobierno tiene una cómoda mayoría, por lo que la iniciativa estaba lista para ser discutida en la Cámara de Representantes.

Sin embargo, en esta cámara, el Frente de Todos, el proyecto no recibiría suficientes votos para convertirse en ley, al menos por ahora.

En el Senado, el proyecto recibió 40 votos a favor y 26 en contra.

Al inicio de la sesión virtual, los senadores aprobaron nuevamente la extensión de la licencia sin goce de sueldo para el Senador José Alperovich del Frente de Todos, quien fue acusado de violación por su sobrina. Esto se extenderá hasta el 1 de enero del próximo año.

Durante el debate, que se prolongó hasta altas horas de la noche cerca del palacio con banderas argentinas, los manifestantes se movilizaron contra el proyecto de ley propagado por Alberto Fernández, que contiene, entre otras cosas, la llamada cláusula Parrilli, que está siendo cuestionada por la oposición.

Esto estipula que los jueces deben informar al Consejo de la Magistratura «de cualquier intento de los poderes políticos, económicos o mediáticos de influir en sus decisiones». Se incluyó en el texto enviado por el Presidente a petición del senador de la Iglesia Oscar Parrilli.

El debate

La senadora María de los Ángeles Sacnun, informante de la oposición, señaló que había «cerrado» el debate y no había propuesto ningún cambio en el proyecto, que había sido remitido por el presidente Alberto Fernández.

También se refirió a la administración de Mauricio Macri por presunta manipulación del sistema judicial y lo acusó de iniciar causas «para procesar a los opositores». «Durante el gobierno de Macri, se creó un Consejo Judicial como si fuera un órgano creado por la constitución con poderes adicionales. Recuerdo artículos periodísticos en los que se naturalizó, y me di cuenta de que de esta tabla se sugería que se llamara a un juez por el significado de una sentencia», denunció el ciudadano de Santa Fe.

En su discurso, la senadora PRO Laura Rodríguez Machado argumentó las razones del «rechazo total y absoluto» del proyecto de ley, al que llamó «fiesta de la acusación».

En este sentido, la Senadora de Córdoba denunció en su discurso que el proyecto de ley presentado para su consideración en el distrito «milagrosamente tiene que nombrar cinco veces más posiciones» que en el proyecto original presentado por el Presidente. Según él, este último creó 279 posiciones, mientras que el texto final 908. 908.

«Seguramente han negociado con los que esperan votar por el proyecto en la Cámara de Diputados», dijo la referencia del PRO.

Además, la iniciativa se definió en la referencia de «Juntos por el cambio» como «otro paso dentro de un plan estratégico para trabajar por la impunidad de los que pertenecían a un gobierno determinado».

El senador Esteban Bullrich (PRO), por su parte, explicó que la iniciativa que se discutió en la sede no era la que habían preparado la Secretaria de Asuntos Jurídicos y Técnicos, Vilma Ibarra, y el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y aseguró que su aplicación costaría casi 6.000 millones de pesos.

«Este proyecto carece de las estadísticas, los análisis de costos y el trabajo de campo que parecerían convertirlo, al menos en principio, en un insumo indispensable para el programa de estos cambios trascendentales», acusó el autor nacido en Buenos Aires.

«El impacto fiscal de esta reforma costará 6052 millones de pesos sólo en la fase inicial, sin incluir los gastos de conexión, los salarios del personal, el alquiler y los gastos del Ayuntamiento», explicó Pablo Blanco. Según sus cálculos, esta suma podría utilizarse para comprar 20 millones de vacunas contra el Covid-19, construir 2.000 bloques de asfalto, construir 30 escuelas y pagar el servicio de Internet de todas las instituciones educativas nacionales durante dos años.

Mientras tanto, Ana Almirón del Frente de Todos admitió que el proyecto no resuelve «todos los problemas de la justicia». Sin embargo, ella lo definió como «un gran comienzo». Y aseguró que «todas las críticas expresadas en las comisiones» reforzaron su contenido.

Por otra parte, destacó que el proyecto tiene por objeto «desburocratizar el proceso judicial a fin de dar a los ciudadanos un sistema de justicia más móvil». En este sentido, subrayó que el reglamento «proporcionará a los jueces herramientas para articular la lucha contra el crimen organizado».

Puntos principales del proyecto de ley

  • Los tribunales penales y criminales federales y estatales se unificarán en el ámbito del derecho penal económico, ambos pertenecientes a la Ciudad de Buenos Aires. Este tribunal se llamará Tribunal Penal Federal y tendrá su sede en la CABA.
  • 23 tribunales penales federales se crean en la CABA, que se identifican con los números 24 a 46.
  • Se establecen normas para los jueces , como el deber de de «informar al Consejo de la Magistratura de cualquier intento de los poderes político, económico o mediático, miembros del poder judicial, ejecutivo o legislativo, amigos o grupos de interés de cualquier tipo de influir en sus decisiones y de exigir que tome las medidas necesarias para protegerlos». («La Cláusula Parrilli»)
  • El sorteo de los casos debe registrarse por medios técnicos para asegurar su transparencia, aplicándose la advertencia de nulidad.
  • se estableció por un período de dos años para la aplicación del Código Federal de Procedimiento Penal , que se aplicará mediante el nuevo procedimiento de enjuiciamiento, con un papel más importante para los fiscales.
  • Toda la jurisdicción penal no estatal será transferida a la Ciudad de Buenos Aires.
  • En CABA se crearán cinco tribunales penales federales orales, cada uno de los cuales estará compuesto por tres miembros y un secretario.
  • Con , la Cámara Estatal de Apelaciones para Asuntos Penales y Penitenciarios Federales y la Cámara Estatal de Apelaciones para Asuntos Penales Comerciales de la CABA formarán una sola cámara conocida como la Cámara de Apelaciones para Asuntos Penales Federales.
  • Las causas actualmente pendientes y presentadas ante los Tribunales Penales Federales, los Tribunales Penales Económicos Nacionales y la Cámara Nacional de Apelaciones de Asuntos Penales y Penitenciarios Federales la Cámara Nacional de Apelaciones de Delitos Económicos, los Tribunales Penales y Penitenciarios Federales y los Tribunales Nacionales de Delitos Económicos continuarán sus procedimientos ante los mismos órganos hasta su conclusión.
  • Se han creado tribunales federales de primera instancia en las provincias y sus respectivas oficinas de jueces, «para el establecimiento de la justicia en la justicia federal»
  • Se han creado nuevas cámaras de apelación y órganos oficiales de defensa y enjuiciamiento en vista del nuevo procedimiento de enjuiciamiento .
  • El examen escrito se mantendrá en los procedimientos de selección manteniendo el anonimato, y en las audiencias públicas .