Saltar al contenido

¿Pueden las lágrimas transmitir coronavirus?

¿Pueden las lágrimas llevar el coronavirus?

¿Pueden las lágrimas llevar el coronavirus?

Los investigadores del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Spallanzani, de Roma (Italia), descubrieron que el virus del SARSCov2 también es activo en las lágrimas de los pacientes positivos. El estudio fue publicado en los Anales de Medicina Interna. Se trata de un importante hallazgo que muestra, explican, que los ojos no sólo son una de las puertas para que el virus entre en el cuerpo, sino también una «fuente potencial de infección».

Mediante un frotis ocular tomado tres días después de un paciente positivo para el Coronavirus que ingresó en el Hospital Spallanzani a finales de enero y que tenía conjuntivitis bilateral, los investigadores pudieron aislar el virus y demostrar así que el virus es capaz de replicarse no sólo en el tracto respiratorio sino también en la conjuntiva los ojos no sólo son uno de los puntos de entrada del virus en el cuerpo, sino también una fuente potencial de infección

«De ahí la necesidad de utilizar adecuadamente los dispositivos de protección en situaciones como durante los exámenes oftalmológicos, que se consideraban relativamente seguros en cuanto al riesgo de infección con este virus», dijo, añadiendo que la investigación había demostrado que los hisopos oculares podían ser positivos si las muestras respiratorias no mostraban más rastros del virus, mientras que las muestras de aliento del paciente eran negativas tres semanas después del ingreso, y la muestra ocular seguía siendo débilmente negativa hasta 27 días después de la hospitalización.

Ahora se necesitan nuevos estudios, dijeron los investigadores, para comprobar cuánto tiempo el virus permanece activo y potencialmente infeccioso en las lágrimas: No hay que olvidar que el análisis molecular sólo revela la presencia de ARN viral en la muestra, y sólo el aislamiento del virus en un cultivo celular puede revelar su capacidad de infección.

Según Marta Branca, Directora General de Spallanzani, el resultado de los investigadores «es otra pequeña pieza que encaja en el complicado rompecabezas de este virus. Nuestra satisfacción es que con esta investigación estamos ayudando a comprender mejor los mecanismos de la infección y así crear una mayor conciencia y seguridad entre los actores llamados a lidiar con el manejo clínico de los pacientes». 2,6 millones de personas han sido infectadas en todo el mundo hasta el momento, mientras que el número de muertes causadas por la pandemia es de 179.725.