Saltar al contenido

El surfista que rompió la cuarentena pidió la devolución de las tablas y su camioneta

El surfista de 27 años, que rompió la cuarentena al regresar de sus vacaciones en Brasil, solicitó a la fiscalía la devolución de sus tablas y su camión, que fueron confiscados por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, por incumplimiento de las medidas preventivas contra el virus de la corona.

Federico Llamas fue arrestado el martes 24 de marzo en su Ford Explorer en uno de los puestos de control que la Prefectura Naval había establecido en la Carretera Panamericana. El joven declaró que regresaba a Argentina para mantener la cuarentena. Por lo tanto, las autoridades le permitieron continuar su viaje con la condición de que se quedara en su casa cerca de Flores en Buenos Aires, ya que regresaba de uno de los países amenazados por el virus.

Horas más tarde, sin embargo, fue captado por las cámaras de seguridad cuando se fue a Ostende, donde vive su familia. El juez Mirabelli ordenó su arresto y Llamas se vio obligado a cumplir el aislamiento prescrito en la ciudad. Su vehículo y sus tablas de surf fueron confiscados, y se le confiscaron 500.000 pesos de su posesión.

Algún tiempo después, el surfista fue liberado en su casa para su aislamiento, y cuando la cuarentena termine (por el momento, se estima el 13 de abril, aunque no se descarta la extensión de la cuarentena), deberá presentarse para ser examinado.

En las últimas horas se supo que Llamas, a través de su abogado Roberto Herrera, pidió la devolución de su camioneta y tablas, solicitud que fue rechazada por el Ministerio de Justicia. «No procede acceder a la solicitud de defensa de un joven que fue interceptado a su regreso del Brasil después de violar el aislamiento social preventivo y obligatorio, para que se le devuelva el camión secuestrado», decidió el fiscal Iuspa en un comunicado publicado en el sitio web Fiscales.gob.ar.

«De conformidad con el apartado d) del párrafo 1 del artículo 7 del DNU 260/20, se le informó de que debía ser sometido a aislamiento obligatorio durante 14 días porque procedía de una zona afectada (la República Federativa del Brasil, que fue incluida el 16 de marzo) y, por orden expresa del tribunal, no sólo se le solicitó sino que se le acompañó a su domicilio en el distrito de Flores de Buenos Aires«, añadió el informe.

El comportamiento de los lamas fue rechazado por el presidente Alberto Fernández, quien dijo: «Vemos a un idiota que ha huido de su casa y se ha presentado en Ostende. Esta gente tendrá que dar muchas explicaciones», dijo, molesto por el comportamiento egoísta del joven.

El fiscal Iuspa, por su parte, consideró «cierta renuencia o desapego» por parte de los lamas para «cumplir la ley, especialmente en una situación de extrema gravedad y angustia como ésta, que es de conocimiento público». «El Ministerio de Justicia tuvo que poner una comisaría de policía en su casa para que no volviera a violar el aislamiento», dijo.